España alcanza el máximo histórico de deuda pública en torno a los 1,49 billones de euros

La administración central copa casi el 88% del total.

El endeudamiento interanual del conjunto de las administraciones aumenta en 70.000 millones desde el año pasado.

Deuda pública Pulsar sobre el gráfico para ampliar

El Banco de España publicó ayer el último dato de deuda del conjunto de las administraciones públicas. En julio se sitúa en 1,487 billones de euros, el dato más alto de la serie histórica con un incremento del 6,8% con respecto a los niveles previos a la pandemia, al cierre de 2019, donde alcanzó los 1,223 billones de euros.

El incremento de julio se debe, en parte, a la administración central, que aumentó su deuda en 11.586 millones de euros con respecto a junio de este año, copando cerca del 88% de la deuda pública total, valorada en 1,307 billones de euros en la actualidad. La deuda total de las administraciones ha crecido 70.805 en términos interanuales.

También aumenta la deuda de las corporaciones locales, que han repuntado su gasto en un 1,1% desde junio de 2022 hasta los 23.100 millones de euros, 634 millones de euros de deuda más que en julio del año pasado.

Por otro lado, las comunidades autónomas han reducido su endeudamiento en un 0,7% respecto a junio, disponiendo una deuda de 314.321 millones de euros, aunque el valor de la deuda ha aumentado en un 1% con respecto a hace un año, alrededor de 3.000 millones de euros más.

El dato de deuda lleva tres meses encadenando subidas consecutivas. Utilizando el dato del PIB a precios corrientes de los últimos cuatro trimestres publicado por el Instituto Nacional de Estadística, la ratio de deuda sobre el PIB se situaría en el 117,7%, por encima del objetivo del Gobierno establecido en el Plan de Estabilidad del 115,2% para el conjunto del año.

Otro organismo público relevante, la Seguridad Social, ha reducido su deuda en este último informe. La institución ronda los 99.184 millones de euros de endeudamiento, un millón menos que en junio, aunque en tasas interanuales ha aumentado un 8%, lo que suponen 7.330 millones de euros más frente a julio de 2021.

En el último año, la deuda pública ha crecido un 5%, unos 70.805 millones de euros más, como consecuencia de los menores ingresos y los mayores gastos derivados de la crisis de la pandemia y, más recientemente, por la guerra en Ucrania.

El aumento en julio se debe principalmente al crecimiento del endeudamiento del Estado, que ha tenido que asumir un esfuerzo extra por la crisis, así como el de las corporaciones locales.

Bruselas

Los objetivos de déficit de Bruselas, prorrogados hasta 2024, establecen objetivos de déficit que deben estar por debajo del 3% del PIB y la deuda pública por debajo del 60% del PIB, sin embargo, solo 14 de 27 países de la Unión Europea cumplen con ellos.

El comisario de Economía, Paolo Gentiloni, advirtió a principios de septiembre de que se estudiaría dar mayor libertad a los estados para amoldar los objetivos de déficit a las características de su deuda.

“Los Estados miembros podrían recibir más margen para proponer sus trayectorias fiscales, siempre que los principios de la UE sean respetados, sobre todo la sostenibilidad de la deuda”, afirmó el comisario, que ejemplificó en los compromisos de reforma e inversión dónde se podrían permitir periodos de ajustes fiscales más largos.

Un aumento de tipos del 3% aumentaría la carga financiera de las empresas hasta un 5,6%

El Banco de España (BDE) presentó ayer otro informe en el que analizaba el impacto de subidas de tipos de interés en la situación financiera de las empresas.

Según estima la institución, ante una subida de tipos del 3%, el incremento de los costes financieros de las empresas sería del 5,6% si se considera refinanciación de deudas y créditos a corto plazo.

El ratio de la carga financiera de las compañías con deuda se situaba antes de los repuntes de tipos de interés en torno al 11,6%.

La institución advierte de que, en el escenario con más probabilidades de ocurrir -en el que asume que las deudas y créditos concedidos a corto plazo se renuevan al vencimiento-, la carga financiera puede aumentar hasta un 4,1% y 5,6% si los tipos de interés aumentan en un 2% y 3%, respectivamente, y hasta el 7,1% para subidas del 4%.

Si no se considera la refinanciación, los aumentos de la carga financiera serían menores. Tan solo un 1,9% y un 2,6% con aumentos de tipos de 2% y el 3%.

Los aumentos mencionados serían generalizado para todos los tipos de compañías. Al sectorizar los impactos según el tamaño de las empresas, las más afectadas serían las grandes, que aumentarían en torno a un 8% sus cargas financieras para subidas de tipos del 3% y sobrepasarían el 10% para subidas del 4% de tipos con renovaciones de deuda a corto plazo.

Las pymes se verían afectadas en menor medida, ya que la carga rondaría subidas menores que las de las grandes compañías de entre el 4% y el 6% para aumentos de tipos del 3% y 4%.

Las presiones inflacionistas que se vienen produciendo en los últimos trimestres en la Unión Económica y Monetaria (UEM) aceleran el proceso de normalización de la política monetaria, lo que se ha traducido en un repunte de los tipos de interés de referencia en los mercados.

Por ejemplo, El euríbor a 12 meses ha aumentado un 2,58% entre el 31 de diciembre de 2021 y el 12 de septiembre de 2022, hasta situarse en el 2,08%.

Según el Banco de España estas subidas de los tipos de interés se trasladarán progresivamente al coste medio de la deuda de las empresas, pero también a la remuneración media de algunos de sus activos financieros, aumentando, de esta forma, tanto sus gastos como sus ingresos.

Normas
Entra en El País para participar