TUI cerró el verano con 13 millones de reservas, un 9% por debajo de 2019

Augura un invierno muy positivo, con el 36% de los billetes vendidos en Reino Unido

Fritz Joussen, consejero delegado de TUI.
Fritz Joussen, consejero delegado de TUI.

El verano ha sido balsámico para TUI, el mayor turoperador de Europa. El gigante alemán ha presentado esta mañana un avance de los resultados registrados este verano, en el que revela que la temporada alta se cerró con 12,9 millones de reservas, lo que supuso un 91% respecto al mismo período de 2019.

Un porcentaje que fue superior en julio y agosto, los meses de mayor ocupación en verano, puesto que llegó a 5,3 millones de reservas (94% de los niveles precovid). “En 2022 hemos vivido un verano muy parecido al de 2019. Confirmamos el pronóstico dado antes de verano sobre el cierre del año con un resultado de explotación antes de intereses, amortizaciones e impuestos positivo”, recalcó el consejero delegado de TUI, Fritz Joussen, que avanzó que los mercados que mejor comportamiento mostraron hasta el 11 de septiembre, fecha en la que se cerró el balance, fueron Reino Unido, con unas ventas un 4% por encima de los niveles precrisis, al igual que Alemania y Holanda”

Las previsiones para el invierno son muy optimistas. “Las reservas están comenzando, pero esperamos alcanzar en breve los niveles previos a la pandemia por la flexibilidad que disponemos para ajustar la capacidad aérea a la demanda de los consumidores”, aseguró Joussen. En la actualidad llegan al 78% respecto a los niveles de 2019, también con Reino Unido a la cabeza con un 36% de los billetes vendidos.

De esta manera estaría cerca de abandonar las cuantiosas pérdidas acumuladas durante los dos ejercicios del coronavirus, en los que perdió 2.927 y 2.012 millones de euros, aunque todavía le quedaría un duro camino hasta reducir toda la deuda acumulada durante esos dos ejercicios. En 2019 cerró con un pasivo de 910 millones y el 30 de junio de 2022, fecha de la presentación de resultados, debía más del triple (3.341 millones de euros). Todo ello pese a la importante contención de costes y planes de contingencia desplegados para reducir la deuda que tocó techo en junio de 2021, con 6.349 millones de euros.

Un hito en el desapalancamiento de la compañía fue la devolución a principios de año de uno de los tres paquetes de ayudas desplegados por el Gobierno alemán para evitar la quiebra del turoperador, valorados en 1.800 millones de euros. En marzo de 2022 reintegró 700 millones de euros a las arcas alemanas, lo que redujo su posición de liquidez a 3.400 millones de euros.

Normas
Entra en El País para participar