TUI recorta a la mitad las pérdidas y la deuda por la reactivación del turismo

El mayor turoperador de Europa augura un verano como el de 2019 y destaca el tirón de Reino Unido

Fritz Joussen, consejero delegado de TUI.
Fritz Joussen, consejero delegado de TUI.

La reactivación del turismo desde que a finales de enero se diluyó el impacto de la variante ómicron es un hecho. Los resultados del primer trimestre de TUI, el mayor turoperador de Europa, así lo atestiguan. El gigante alemán, que ha recibido más de 6.000 millones en ayudas públicas durante los dos años de pandemia, registró unos ingresos de 2.128 millones de euros entre enero y marzo, lo que supuso multiplicar 8,5 veces lo obtenido doce meses antes, y redujo a la mitad las pérdidas, pasando de 707 millones en el primer trimestre de 2021 a 321 millones en el mismo período de 2022.

Si el inicio de 2022 ha supuesto un cambio de tendencia, esta se puede consolidar en verano. El turoperador asegura que a 8 de mayo contaba con el 85% de las reservas para temporada alta si se compara con el periodo previo a la crisis y que en las últimas seis semanas de contratación, las ventas ya superaban a las de 2019. A esta mejora de la demanda ha contribuido el control de la situación sanitaria derivada del coronavirus y el escaso impacto de la invasión de Ucrania en el ánimo de los viajeros. “El efecto de la invasión de Ucrania apenas se ha notado en los cinco grandes mercados de TUI (Reino, Alemania, Belgica, Holanda y Luxemburgo). Solo ha tenido alguna consecuencia en los Países Nórdicos y Polonia por su cercanía”. Entre los mercados destaca el tirón de Reino Unido, en el que las ventas ya están un 11% por encima en comparación con el mismo período de 2019.

Ese contexto de recuperación es el que ha propiciado que TUI estime que saldrá de pérdidas en septiembre de 2022 y que cuente con una posición de liquidez de 3.800 millones, pese a haber devuelto el primer tramo de ayudas de 700 millones al Gobierno alemán el pasado 1 de abril. Pese a ello reconoce que todavía le queda trabajo por hacer a la hora de reducir deuda y controlar los costes. “Nuestra prioridad es reducir la deuda y reducir la exposición al Gobierno alemán para tener una cuenta de resultados equilibrada”, recalca.

En el caso del pasivo, la compañía ha pasado de tener una deuda de 6.813 millones de euros a 31 de marzo de 2021 a 3.936 millones en la misma fecha de 2022, un 42% menos, mientras que en el control de costes, el turoperador renueva su compromiso para reducirlos en 400 millones en septiembre de 2023. “De esa cantidad, 240 millones se lograron en el ejercicio fiscal acabado en septiembre de 2021, que recayeron mayoritariamente en el área de aerolíneas y mercados, con un 85% del ajuste. Otros 80 millones de ahorro están previstos hasta septiembre de 2022 y otros 80 millones hasta septiembre de 2023”.

Normas
Entra en El País para participar