El precio del gas natural acentúa su caída por debajo de los 200 euros

El índice de referencia en Países Bajos se deja un 20% en las últimas tres jornadas

Imagen del gasoducto Nord Stream
Imagen del gasoducto Nord Stream Reuters

Los precios del gas natural en Europa han caído esta mañana a su nivel más bajo en casi dos meses, hasta alcanzar un precio mínimo de 172 euros a comienzos de la jornada. El desplome de casi 6% al cierre del mercado del lunes ha confirmado el declive que comenzó el pasado jueves. Desde ese día, el valor del hidrocarburo comerciado en Países Bajos ha descendido un 20%, lo cual lo aleja del máximo histórico de 346 euros que alcanzó a finales de agosto.

La caída de los precios de estas últimas tres jornadas ha supuesto un alivio para los países de la Unión Europea, aunque los futuros del gas continúan cotizando casi seis veces más que hace un año. Bruselas ya adelantó la semana pasada que “puede que los precios del gas aumenten más aun”, si es que existen nuevas perturbaciones en el suministro de gas ruso a la UE.

El cierre de los envíos desde Rusia a través del gasoducto Nord Stream el pasado 31 de agosto fue la última decisión de peso del Kremlin. El suministro ruso a Europa no se ha interrumpido del todo: aún continúan estables, pero en niveles bajos a través de las conexiones que recorren Ucrania.

Los grandes compradores alemanes de gas natural ruso se han encontrado este lunes con una sorpresa, al encontrar abierto el sistema por el que pueden enviar solicitudes de suministro al operador del gasoducto Nord Stream. Esto no significa que realmente haya envíos en curso, y la empresa responsable ha evitado dar precisiones al respecto a la agencia de noticias Reuters. El presidente ruso, Vladimir Putin, se mantuvo el viernes en su postura al afirmar que si la UE quería recibir más gas, debía levantar las sanciones que impiden la inauguración del Nord Stream 2, el segundo gasoducto que une su país y Alemania.

El gobierno del canciller Olaf Scholz se ha mantenido esperanzado este lunes, después de que el ministro de Economía, Robert Habeck, anunciará que los depósitos de gas están completos al 90%. "Si todo va bien con la reducción de la demanda y tenemos suerte con el tiempo, tenemos oportunidades de pasar bien el invierno”, ha destacado Habeck.

A medida que se despide el verano y se acercan las bajas temperaturas, los países europeos preparan nuevas medidas para hacer frente al descontento popular por los altos precios de la energía. La nueva primera ministra, Liz Truss, desarrolla un plan por 46.000 millones de euros para reducir las tarifas de energía que afrontan las empresas, según detalla Bloomberg. En Francia, el ministro de Finanzas, Bruno Le Maire, ha cifrado este lunes en 16.000 millones de euros el costo de las medidas que prepara su gobierno para limitar las subidas de los precios.

Normas
Entra en El País para participar