Iberdrola planea instalar 150.000 puntos de recarga para el vehículo eléctrico antes de 2025

Estima que la flota se multiplique por doce a final de esta década

Electrolinera de Iberdrola.
Electrolinera de Iberdrola.

La compañía eléctrica Iberdrola continúa ampliando su red de cargadores para vehículos eléctricos para dar respuesta a las necesidades de un sector en constante evolución. Las previsiones apuntan a que el número de vehículos eléctricos en circulación se multiplicará por 12 hasta final de la década.

Esta circunstancia requiere un rápido despliegue de infraestructura de recarga, especialmente de la red pública. Iberdrola cuenta ya con más de 2.500 puntos de recarga pública, de los que cerca de un 40% son de recarga rápida o ultrarápida, y mantiene un ritmo de expansión de más de un centenar de nuevos cargadores de este tipo al mes.

Gracias a este fuerte desarrollo las estaciones de recarga de la compañía han llegado ya a más 900 ubicaciones distintas en España. Y ahora prevé instalar cerca de 150.000 puntos de recarga de alta eficiencia hasta 2025, tanto en la vía urbana, en ciudades y en las principales autovías como en hogares y en empresas. Con una inversión global de 150 millones de euros, el plan de movilidad sostenible integral de Iberdrola ha permitido ya la instalación de 20.000 puntos de recarga en España.

Como parte de este plan, Iberdrola ha firmado más de 60 acuerdos de despliegue de infraestructura con administraciones, instituciones, empresas, estaciones de servicio, concesionarios y fabricantes de vehículos eléctricos.

Soluciones multimodales

La apuesta de Iberdrola por la descarbonización del transporte abarca todos los ámbitos de actuación, incluido el transporte colectivo y la micro movilidad. Así, la compañía ha puesto ya en funcionamiento el primer cargador para patinetes eléctricos de Madrid.

Esta es una de las opciones innovadoras que la eléctrica está mostrando en la séptima edición de la Feria del Vehículo Eléctrico de Madrid, que se celebra este fin de semana en la capital y que ha contado con la asistencia del consejero delegado de Iberdrola España, Mario Ruiz-Tagle.

La electricidad suministrada por este dispositivo procede de un panel fotovoltaico instalado sobre el suelo, lo que garantiza su origen 100% renovable.

Este modelo de solución integral es también una de las alternativas que ofrece Iberdrola para sus clientes domésticos, que puede optar por la instalación en sus hogares de puntos de recarga de menor potencia junto con sistemas solares de autoconsumo.

En el expositor de Iberdrola también tiene una presencia destacada la recarga en vía pública con la exhibición del cargador 'Supernova' fabricado por Wallbox. Con una potencia de 60 kW, permite una autonomía de hasta 100 kilómetros a un vehículo eléctrico con una recargada de solo 15 minutos.

Normas
Entra en El País para participar