Gravamen

La banca española extiende sus alzas en Bolsa a la espera del veredicto del BCE al impuesto

Los bancos se anotan ascensos de más del 4%, a la cabeza de Europa

La banca española extiende sus alzas en Bolsa a la espera del veredicto del BCE al impuesto
Efe

El viento sopla a favor de las cotizaciones de los bancos españoles en Bolsa después de que el BCE haya anunciado la mayor subida de tipos de interés de su historia, de 75 puntos básicos, y nuevos incrementos en los próximos meses. Y hoy amplía los ascensos ante la posibilidad de que el gravamen al sector anunciado por el Gobierno en julio pueda ser suavizado con tal de no encontrarse con la oposición del BCE, según señala hoy Vozpopuli.

Los bancos lideran hoy de nuevo los ascensos del Ibex, con un alza superior al 4% para Sabadell y de más del 3% para CaixaBank, Bankinter y Santander. El sector amplía las ganancias que acumula desde el pasado jueves, el día en que el BCE anunció el alza de tipos. El anuncio del Gobierno de un impuesto a los bancos del 4,8% sobre las comisiones y margen de intereses en 2023 y 2024 tuvo impacto en las cotizaciones cuando se anunció el pasado julio, pero su impacto ya habría quedado recogido en las cotizaciones, según señalan los expertos.

Sin embargo, la posibilidad de que pueda verse suavizado de algún modo está impulsando hoy a las entidades en Bolsa. No en vano, con la aceleración en las alzas de tipos apuntada por el BCE la recaudación prevista por el Gobierno, de 1.500 millones de euros en dos años, podría ser incluso mayor puesto que la subida del precio del dinero va a ser mayor de lo prevista y dejará mayor margen de negocio a las entidades.

El impuesto a la banca, junto al de las energéticas, pasó su primer filtro parlamentario este martes como proposición de Ley y el PSOE se abrió a cambios en el texto legal "si hay invasión de competencias", según señaló su portavoz en el Congreso, Patxi López.

Por el momento, el BCE continúa a la espera de ser consultado sobre el gravamen y a tener todo el detalle de su diseño, según reconocen fuentes de la institución. El vicepresidente del banco central, Luis de Guindos, recordó este lunes que la opinión que pueda emitir el BCE "no es vinculante", si bien recordó la postura de la institución ante gravámenes anteriores a la banca europea. Insistió en que no debe afectar a los costes de financiación de empresas y pymes, ni a la concesión de crédito ni a la solvencia de las entidades. El BCE ya se pronunció en contra en 2019 a un impuesto del Gobierno de Lituania sobre la banca, alegando el "impacto negativo" sobre el sistema financiero del país.

El efecto del impuesto sobre el crédito es una de las cuestiones más sensibles, puesto que la zona euro puede verse abocada a una recesión económica provocada por las alzas de tipos de interés. "El BCE no lo ve con buenos ojos ya que necesita que los bancos sigan siendo la cadena de transmisión de sus políticas monetarias, más en un momento en el que se va a necesitar crédito", señalan Juan Fernández-Figares, director de análisis de Link Securities. Los expertos sí destacan en todo caso la buena posición de solvencia del sector, frente a la mayor debilidad con que afrontaron crisis pasadas, y la abundancia de liquidez de la que disfrutan.

Normas
Entra en El País para participar