Chamartín acogerá 110 operaciones a la semana con el nuevo corredor de alta velocidad al este

Hoy empieza el servicio directo desde la estación hasta Alicante y Murcia

La directora general de Ouigo en España, Hélenè Valenzuela; la presidenta de Adif, María Luisa Dominguez; la ministra de Transportes, Raquel Sánchez; la secretaria de Estado de Transportes, Isabel Pardo de Vera; el presidente de Renfe, Isaias Táboas, y el presidente de Iryo, Carlos Bertomeu.
La directora general de Ouigo en España, Hélenè Valenzuela; la presidenta de Adif, María Luisa Dominguez; la ministra de Transportes, Raquel Sánchez; la secretaria de Estado de Transportes, Isabel Pardo de Vera; el presidente de Renfe, Isaias Táboas, y el presidente de Iryo, Carlos Bertomeu.

El Ministerio de Transportes presentó ayer un balance de la liberalización ferroviaria y el papel fundamental que va a jugar la estación de Chamartín-Clara Campoamor como centro de tránsito para las conexiones por alta velocidad entre el oeste y el este de España. “La liberalización del transporte de viajeros por ferrocarril en España ha sido un éxito y se ha hecho en un tiempo récord que no ha tenido precedentes en el mundo”, remarcó Raquel Sánchez, ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, durante la presentación del balance en la que estuvo acompañada de la presidenta de Adif, María Luisa Domínguez; la secretaria de Estado de Transportes, Isabel Pardo de Vera; el presidente de Renfe, Isaías Táboas; la directora general de Ouigo en España, y el presidente de Iryo, Carlos Bertomeu.

Y el primer hito de esa liberalización es la inauguración hoy de los servicios directos de alta velocidad desde la estación de Chamartín-Clara Campoamor, que se convierte en cabecera de los trenes con destino Alicante y Murcia. “Prevemos que haya 110 operaciones semanales desde mañana para conectar el este peninsular. Posteriormente se irá ampliando la capacidad hasta llegar a los 40 millones de viajeros en 2040”, vaticinó.

Unas cifras que se lograrán, según Sánchez, por la liberalización y la concurrencia de tres operadores ferroviarios (Renfe, Ouigo e Iryo) en los servicios de alta velocidad. La firma francesa Ouigo, que ya opera en los trayectos de Madrid a Barcelona, anunció que el próximo 7 de octubre hará el viaje inaugural para realizar operaciones que unirán Madrid y Valencia, y la ministra de Transportes también adelantó que la italiana Iryo comenzará a conectar Madrid y Barcelona por alta velocidad en noviembre.

Inversiones

Sánchez recalcó que el nuevo corredor a los destinos del Levante que se inaugura hoy “abrirá” la puerta a trenes transversales que vayan de norte a sur de España. “Chamartín dejará de ser origen y destino de los desplazamientos del AVE y se convertirá en una parada intermedia para conectar el este y el oeste. Habrá 25 millones de ciudadanos conectados en corredores ferroviarios en competencia”, aseguró.

Renfe cerró el verano con 7,5 millones de pasajeros, un 37% más

Renfe transportó a 7,5 millones de viajeros entre todos los trenes de AVE y de Larga Distancia, desde el 13 de junio hasta el 4 de septiembre, según el balance hecho público hoy. La ocupación media de estos trenes fue del 92%, llegando a alcanzar incluso el 100% en algunos momentos en distintas líneas.

La cifra supone un aumento superior a los dos millones de viajeros en los trenes de servicios comerciales, lo que representa un incremento del 37% anual. Los corredores más solicitados entre todos los servicios comerciales fueron los que tenían como destino el sur (1,795 millones de viajeros); el Nordeste (1,792 milones); y Levante con 1,48 millones de pasajeros.

Para la consecución de ese corredor ferroviario se han tenido que acometer cuantiosas inversiones para su puesta en marcha. En primer lugar, la conexión entre la estación de Chamartín con la localidad madrileña de Torrejón de Velasco y su integración en el nuevo túnel en ancho estándar que une Chamartín y Atocha. Ambas servirán para evitar cruces entre los trenes de alta velocidad que se dirigen a Andalucía y los que van a la Comunidad Valenciana y para permitir la circulación de operaciones que vayan de norte a sur y de este a oeste. Estos trenes podrán tener parada en Atocha cuando se construya su nueva terminal pasante.

En paralelo también se activarán las obras de la remodelación integral de la estación de Chamartín y de su entorno urbano, con la que pretender crear un hub de transportes de referencia y cuyo contrato, que se encuentra aún en concurso a nivel internacional, está valorado en unos 1.000 millones de euros.

Normas
Entra en El País para participar