Infraestructuras

Adif recibe nueve diseños para los 1.000 millones en obras de la futura estación de Chamartín

El consorcio de Skidmore, Owings & Merrill, Tec-Cuatro y Ava Arquitectura queda excluido por la suspensión de pagos de Tec-Cuatro

Recreación del área norte de la Castellana, en Madrid, con el soterramiento de Chamartín.
Recreación del área norte de la Castellana, en Madrid, con el soterramiento de Chamartín.

Las 16 personas que forman el jurado para seleccionar el diseño de la futura estación de tren de Chamartín, uno de los centros neurálgicos del Madrid, tienen ya las propuestas anónimas sobre la mesa. Quienes deciden representan al Ministerio de Transportes, Adif, Adif Alta Velocidad, Distrito Castellana norte (DCN), Comunidad de Madrid, Ayuntamiento y los Colegios oficiales de Ingenieros de Caminos y Arquitectos. Los consorcios participantes alinean a algunos de los más conocidos estudios de arquitectura del mundo.

El plazo para la presentación de las propuestas en sobre sin firmar vencía hoy miércoles tras cinco meses para preparar las candidaturas. Adif reclamó un diseño eficiente, pero también singular. Este contrato está valorado en 29 millones de euros y se enmarca en la inversión de 1.000 millones para transformar Chamartín.

El edificio debe ser sostenible económica, social y ambientalmente. La apuesta por la luz natural rebajará el consumo energético para una instalación que albergará todo un nodo de transportes y desarrollos comerciales. La capacidad de la estación subirá hasta los 53 millones de viajeros al año, cifra a la que se espera llegar en 2040.

El calendario que maneja Adif fija la adjudicación para finales de año. Entonces comenzará una etapa de 18 meses en la que será redactado el anteproyecto global. Tras él vendrán los proyectos básicos, constructivos y la licitación o licitaciones de las obras. Adif pretende que durante la ejecución se mantegan activos los servicios de Cercanías y de Alta Velocidad.

Las tres primeras aspirantes a llevarse el contrato de dieño son la UTE formada por Esteyco, UNStudio y B720 Arquitectura; el segundo consorcio alinea a RSHP, Luis Vidal Arquitectos, Fhecor, Carlos Fernández Casado y AudingIntraesa; en tercer lugar comparten grupo WSP Spain-Apia, Saitec, Souto Moura-Arquitectos, Mangado y Asociados, y Ezquiaga Arquitectura.

Otro paquete de competidores tiene a una cuarta UTE que reúne a Técnica y Proyectos, Grimshaw Architects y Rubio Arquitecura; el quinto diseño partirá de Aecom Inocsa, y el sexto será firmado por Ayesa, Zaha Hadid e Italferr.

La séptima opción la representan Idom, BIG y Arep. El octavo equipo es de Foster+Partners, Sener Ingeniería, Ove Arup y Junquera Arquitectos. Y la novena clasificada es la escuadra de TPF Getinsa Euroestudios, Ines Ingenieros Consultores, Nexo Arquitectura y Oma Internacional.

Cinco meses atrás había una décima UTE, en la que compartían trabajo Skidmore, Owings & Merrill, Tec-Cuatro y Ava Arquitectrura (Rafael de la Hoz), que ha sido excluida por la situación de suspensión de pagos de una de ellas. La barcelonesa Tec-Cuatro instó el concurso voluntario el pasado mes de marzo.

Chamartín deberá integrarse con el desarrollo urbanístico Madrid Nuevo Norte, al que deja 200.000 metros cuadrados de espacio verde con la instalación de una losa sobre su haz de vías. La estación estará conectada con la de Madrid-Atocha, a través del túnel recién abierto para los servicios de alta velocidad, y con el aeropuerto de Madrid-Barajas.

Normas
Entra en El País para participar