El director financiero de Bed Bath & Beyond se suicida en Nueva York

El ejecutivo fue acusado en una demanda colectiva de fraude bursátil tras vender acciones de la compañía

Tienda de Bed, Bath and Beyond en Oakland, California.
Tienda de Bed, Bath and Beyond en Oakland, California. AFP

Gustavo Arnal, director financiero de la cadena estadounidense de tiendas para el hogar Bed Bath & Beyond, falleció el viernes tras caer desde el icónico rascacielos del neoyorquino barrio de Tribeca, conocido como el "Edificio Jenga". La prensa local apunta que se puede tratar de un suicidio. El ejecutivo había sido demandado hacía unas semanas por fraude bursátil en una operación con acciones de la empresa donde trabajaba.

Arnal, de 52 años, saltó desde el piso 18 de 56 Leonard Street el viernes hascia las 12.30 horas, según informaron fuentes policiales al diario New York Post.

El 17 de agosto, Bed Bath & Beyond se hundió en Bolsa tras conocerse que el inversor Ryan Cohen había puesto en venta el 10% del capital del grupo a través de su firma RC Ventures. Un  día, el 16 de agosto, Arnal, que también era vicepresidente ejecutivo de la cadena, vendió 55.013 acciones de la empresa, entonces valoradas en 1,4 millones de dólares, según cálculos de Reuters,  a partir de registros del regulador SEC. El directivo aún contaba con otras 255.400 acciones en cartera.

Tienda de Bed, Bath and Beyond en Larkspur, California.
Tienda de Bed, Bath and Beyond en Larkspur, California. AFP

La caída de Bed Bath & Beyond se aceleró a partir del 19 de agosto. Cohen, que presidente GameStop, se había hecho con esa participación a principios de año y había tratado de forzar varios cambios en la gestión en la compañía, pero unos meses después optó por deshacer su posición y hacer caja aprovechando la subida de la cotización, ya que la acción había subido un 300% en un mes (en agosto) con gran volumen de negociación. Bed Bath & Beyond fue una de las firmas que se vio envuelta en la vorágine de las acciones meme (empresas cotizadas  cuya cotización se ve impulsada por plataformas de pequeños inversores) durante el año 2021.

El 23 de agosto, la empresa, Arnal y el principal accionista Ryan Cohen fueron demandados entre  acusaciones de inflar artificialmente el precio de las acciones de la empresa, en un esquema conocido como "pump and dump" (inflar y desechar). La demanda alega que Arnal y Chen vendieron sus acciones a un precio más alto después del esquema.

La demanda colectiva incluía a Arnal como uno de los acusados y fue presentada por un grupo de accionistas que afirmaban haber perdido alrededor de 1.200 millones de dólares.

La demanda presentada en el Tribunal de Distrito de Columbia alegaba que Arnal "aceptó regular todas las ventas internas" y que usó "información privilegiada" para garantizar que "el mercado no se inundara con un gran número de acciones de BBBY en un momento dado". La demanda también alegó que Arnal emitió declaraciones engañosas a los inversores. La empresa no quiso realizar comentarios a la demanda, según Reuters.

En el negocio, la cadena para el hogar pasa horas bajas. Después de años en los que fue considerada como un "asesino de categoría" de productos para el hogar y el baño (empresas especializadas que ofrecen una amplísima variedad a precios muy competitivos), la cadena  empezó a tambalearse tras un intento de priorizar y vender más su propia marca, frente a marcas de terceros. 

La pandemia, la crisis del sector y, más recientemente, el alza de la inflación y el freno de las perspectivas de consumo,  pusieron la puntilla a la compañía.  A final de agosto, Bed Bath & Beyond anunció que cerraría 150 establecimientos y un plan para recortar un 20% de su plantilla, entre otras medidas para tratar de estabilizar su situación financiera.

Arnal se unió a Bed Bath & Beyond en 2020. Anteriormente, trabajó como director financiero para el gigante de los cosméticos Avon con sede en Londres tenía experiencia de 20 años en Procter & Gamble.

Además, el empresario tenía una licenciatura en Ingeniería Mecánica de la Universidad Simón Bolívar de Venezuela y una maestría en Finanzas de la Universidad Metropolitana de Caracas. Era  considerado uno de los latinos co un mayor puesto en las grandes empresas de Estados Unidos, según la prensa local.

En 2021, ganó más de 2,9 millones de dólares gracias a su salario de Bed Bath & Beyond de 775.000 dólares y bonus en acciones, según InsiderTrades.com.

El edificio de lujo de 60 pisos desde el que Arnal saltó es conocido por su diseño de apartamentos desalineados que se parecen al popular juego de mesa "Jenga".

Normas
Entra en El País para participar