Mercado de trabajo

El fin del verano destruye casi 190.000 empleos en un agosto algo mejor que los previos a la pandemia

El paro aumentó en 40.428 personas, una cifra también inferior a la que se registraba antes del Covid, con lo que el total de parados sigue por de los tres millones

Paro agosto Pulsar sobre el gráfico para ampliar

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, aseguraba hace un par de días que agosto dejaría "buenos datos" de empleo y, efectivamente, no han sido del todo malos. Si bien esta afirmación requiere una lectura detallada de las cifras, ya que el fin de la temporada turística al terminar agosto ha destruido 189.963 empleos del registro de afiliados, pero esta cantidad es ligeramente inferior a las registradas en los años previos a la pandemia (2017-2019) cuando el recorte de puestos rozaba de media los 200.000.

Esta mejoría se refleja aún mejor en las cifras desestacionalizadas y corregidas de efecto de calendario, que son especialmente significativas en un mes como agosto sometido a fuerte estacionalidad. Se trata de unas cifras que, además, Escrivá insiste en utilizar más que la serie original porque, según explica, es una muestra más fidedigna de la marcha del mercado laboral. Por tanto, el dato corregido muestra como la Seguridad Social habría ganado 62.132 cotizantes en el mes de agosto hasta sumar 20.173.277 afiliados al sistema.

En función de estas cifras corregidas, el verano de 2022 habría sido también claramente mejor que los previos a la crisis sanitaria. Concretamente entre junio y agosto del periodo 2017-2019 se crearon una media de 35.746 frente a los 49.395 que se han generado en los tres meses de verano de 2022. En definitiva, los responsables del ministerio han asegurado hoy que "Agosto es un mes marcado tradicionalmente por el fin de los contratos de verano. Aun así, el comportamiento de este año es mejor al de años anteriores, tanto en la serie desestacionalizada como en la serie original de afiliados medios".

Con las cifras del desempleo ha ocurrido algo parecido. En agosto pasado, la estadística original, sin corregir del impacto estacional muestra un incremento del número de parados de 40.428 personas, una cifra también inferior a la que se registraba antes del Covid --en el periodo 2017-2019 el incremento del desempleo superaba de media las 45.000 personas--. Con ello, el total de parados sigue por de los tres millones (2.924.240). Asimismo, el dato desestacionalizado indica que el incremento del paro habría sido solo de 3.184 personas en agosto.

Paro sectores Pulsar sobre el gráfico para ampliar

Dicho todo esto, este agosto se ha cumplido un año desde que se recuperara el nivel de empleo previo a la pandemia, durante este mismo mes de 2021 y, desde entonces, se han creado casi 700.000 nuevos empleos.

Desde Seguridad Social atribuyen este mejor comportamiento en agosto pasado a tres factores, relacionados todos con el hecho de que comparativamente julio fue un mal mes para el empleo y quizás eso influyó en la recuperación de agosto. Concretamente creen que el mercado pudo reactivarse después de que la mayoría de las contrataciones de verano se adelantaran a junio este año; al hecho de que las fuertes olas de calor de julio perjudicaran la contratación y a un peor comportamiento del sector educativo también en julio debido al fin de los contratos del personal extra contratado para atender las restricciones por el Covid.

En cuanto a la evidente mejora de la calidad de los contratos que viene registrándose desde el inicio del año por los efectos de la reforma laboral, esta se mantuvo, aunque perdió algo de fuelle, algo que podría ser también normal por tratarse del mes de agosto, donde la contratación indefinida es menos habitual. De esta forma, el porcentaje de contratos fijos sobre el total bajó tres puntos, del 41,4% al 39,4%. En el pasado mes de abril se alcanzó el máximo histórico del 48,1% contratos indefinidos de todos los nuevos que se firmaron en ese mes.

Aunque el mejor dato en esta materia sigue siendo el incremento del stock de trabajadores indefinidos. Esto es, el número de empleos fijos sobre el total de asalariados, que ahora supera claramente el 80%, alrededor de 12 puntos mas que antes de la reforma laboral. Así, según destacan en Seguridad Social "sigue acelerándose el aumento de los afiliados con contrato indefinido, con 1,6 millones más de afiliados con contrato indefinido que en los años anteriores a la pandemia y 2,1 millones más que en agosto de 2021".

No obstante, los datos de dónde se ha destruido más empleo: empresas de servicios (18.000 cotizantes menos); industria (16.000 menos); construcción (-14.000) o comercio (-12.000) indican, más que el fin de la temporada turística cierta práctica fraudulenta de interrumpir la cotización de ciertos trabajadores en su mes de vacaciones, algo con lo que, precisamente, quería acabar la reforma laboral.

Normas
Entra en El País para participar