Toyota invertirá 5.203 millones en la producción de baterías en Japón y EE UU

El fabricante destinará la mayor parte del dinero a su producción en el país nipón

Imagen del salón del motor de Tokio.
Imagen del salón del motor de Tokio. Reuters

El fabricante japonés de automóviles Toyota ha anunciado este miércoles que invertirá un total de 725.000 millones de yenes (unos 5.203 millones de euros al cambio actual) para producir baterías para coches eléctricos en Japón y EE UU. La automovilística tiene previsto comenzar el ensamblaje de estas baterías entre 2024 y 2026, con el objetivo de aumentar su producción en ambos países hasta en 40 GWh.

La compañía ha señalado que la mayor parte de la inversión irá destinada a su producción en Japón, con un monto de 400.000 millones de yenes (2.870,5 millones de euros al cambio actual); mientras que el monto restante, unos 325.000 millones de yenes (2.332 millones de euros), Toyota los invertirá en sus instalaciones del estado de Carolina del Norte.

"Esta inversión tiene como objetivo permitir que Toyota satisfaga de manera flexible las necesidades de sus diversos clientes en todos los países y regiones al ofrecer múltiples sistemas de propulsión y brindar tantas opciones como sea posible", ha indicado la empresa en un comunicado.

"Toyota tiene la intención de continuar sus esfuerzos para construir un sistema de suministro que pueda satisfacer de manera constante la creciente demanda de vehículos eléctricos en varias regiones, incluido el suministro de baterías para automóviles de sus socios", ha añadido la compañía nipona que este año apunta a revalidar su trono como la automovilística más vendida del mundo.

La fuerte inversión que ha anunciado el fabricante japonés se enmarca en la carrera por la electrificación a la que se han lanzado todos los fabricantes de automóviles, como por ejemplo el grupo Volkswagen (principal competidor de Toyota), que levantará seis gigafactorías en Europa en esta década. Una de ellas se levantará en la localidad valenciana de Sagunto, donde el consorcio alemán invertirá unos 3.000 millones de euros para hacer unas baterías que irán a parar, en un principio, en exclusiva a sus fábricas de coches de Martorell (Barcelona) y Landaben (Navarra).

Recientemente, la también japonesa Honda y la surcoreana LG Energy Solution anunciaron la creación de una empresa conjunta para producir baterías para el mercado estadounidense. Ambas compañías aportarán un capital inicial de 4.400 millones de dólares (4.367,3 millones de euros al cambio actual) a la joint venture, que se establcerá este mismo año una vez que se completen los procesos regulatorios correspondientes.

Normas
Entra en El País para participar