Pymes: planes de contingencia ante la subida de los costes

CEPYME alerta de que las empresas ya están poniendo en marcha medidas para hacer frente a la inflación

planes de contingencia

Las pequeñas y medianas empresas están activando planes de contingencia ante el incremento de los costes. La Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME) ha detectado que las empresas están empezando a tomar medidas ante el aumento del precio de la energía.

Algunas de las medidas que se han empezado a aplicar tienen que ver con el ajuste de los horarios ante el aumento de los precios de la energía, la reestructuración de los planes de producción o el cierre temporal o total de sus cadenas.

Las empresas han logrado mantener su actividad durante los últimos meses a costa de sus propios márgenes. Desde CEPYME advierten de que el incremento de los costes ha sido mucho más rápido que el de las ventas. En concreto, en el primer trimestre de 2022 los costes subieron un 23% y las ventas solo lo hicieron un 19,8%.

Incremento de los costes en un 77%

Los costes de producción también han experimentado un incremento para el 77% de las empresas, según datos del Banco de España. Pese al incremento de los costes de producción, solo el 38% de las empresas ha trasladado el incremento al precio final. Cabe mencionar, según los datos de Contabilidad Nacional, que los beneficios se han recortado en 100.000 millones de euros entre los años 2020 y 2021 y en casi 7.000 en lo que va de año.

Los sectores más afectados por la inflación son los que utilizan de manera intensiva el gas y la electricidad. Entre ellos destacan la industria papelera, la metalurgia o la siderurgia, entre otros. Además de ellos, otras empresas de menor tamaño como las del sector de la hostelería, la industria manufacturera y agroalimentaria, la agricultura y la ganadería también se han visto afectados y están poniendo medidas para hacerle frente.

Los ajustes en la actividad empresarial ya se están notando, especialmente en la demanda convencional de gas en las empresas y en los hogares. En concreto, la demanda ha caído un 13,8% en junio respecto al mismo mes del año pasado y un 4% en el acumulado del año. Esa tendencia también se observa en el consumo eléctrico.

Normas
Entra en El País para participar