Senttix, colchones murcianos hasta en China

Desde Yecla, exportan el 45% de toda la producción, principalmente a Europa. Son proveedores de grandes cadenas hoteleras

Can Ferrereta Resort
Habitación de Can Ferrereta Resort (Mallorca).

Un negocio de transformación de espumas de poliuretano y Pedro Rubio, un empresario de Yecla (Murcia) que decidió dar un paso adelante en 1975 y reorientar la empresa familiar hacia la fabricación de colchones.

Este es el germen del actual Grupo Senttix, que sigue radicado en ese municipio de gran tradición en la fabricación de sofás y muebles, y hoy emplea a 120 personas, cuenta con unas instalaciones que superan en total los 15.000 m2 y una capacidad de producción de más de 750 colchones al día.

A lo largo de estos casi 50 años muchos han sido los hitos para esta empresa familiar capitaneada ya por la segunda generación, con Pedro Arcas al frente como director general. Entre los primeros desarrollos por los que destacaron está el haber sido pioneros, hace 30 años, en producir jergones enrollados. “En aquel entonces se hablaba de colchones de aire. Actualmente, el 95% de la venta online se realiza con ese sistema”, apunta Arcas.

Asimismo, hace décadas que empezaron a colaborar con hoteles, cuando detectaron una gran carencia en la oferta para este sector, que era tratado de manera residual por los proveedores de entonces, con tecnologías obsoletas, soluciones antiguas y muy baja personalización e innovación. “Aparecimos con nuevas tecnologías, como el muelle ensacado, con tejidos con tratamientos específicos, adaptándonos a cada petición concreta”, recuerda el director general de la firma.

Pedro Arcas
Pedro Arcas, director general de Grupo Senttix.

Actualmente acompañan a algunas de las más importantes compañías españolas en su expansión internacional y también son proveedores para cadenas hoteleras internacionales. De hecho, sus colchones están en las camas, entre otros muchos establecimientos, del Cresta Palace Hotel (Suiza), el Hotel Les Berges du Lac (Túnez), el Grand Bávaro Princess (Punta Cana) o el Riu Atoll (Maldivas). Y en España, en el Monument Hotel (Barcelona), el Royal Hideaway Corales Suites (Tenerife), el Can Ferrereta Resort (Mallorca), la Quinta San Francisco Hotel Rural (Burgos) o el Vivood Landscape Hotel (Alicante).

¿Y el nombre de Senttix? “Pensando en palabras que nos evocaran aspectos de nuestra cultura, de nuestros valores, fueron apareciendo muchas, como sentimiento, sensibilidad, sensación o sentido”, por lo que acordaron que el nombre debería contener la raíz senti. “El hecho de duplicar la letra te fue un guiño de complejidad y globalidad a la vez, como la equis final, que lo fue de innovación y digitalización, tan presentes en nuestra empresa, que está en transformación continua”, resume el directivo.

Evolución

Hoy en día alrededor del 45% de la producción se exporta a distintos destinos, principalmente de Europa, sin olvidar mercados como el americano donde están operando ya en 2022, “o el mercado chino, en el que fuimos pioneros en 2010, ya que cuando muchos iban allá a comprar, nosotros lo hicimos para vender, y ahora seguimos vendiendo”, destaca Arcas.

Entre todas sus marcas, venden a través de sus propias tiendas, con franquiciados, B2B de pequeños clientes, así como grandes almacenes como El Corte Inglés. También cuentan con tiendas online propias y venden a través de Amazon. “Vender en Amazon es relativamente sencillo. Solo hay que tener el deseo de hacerlo. Lo que es más difícil de conseguir es hacerlo con suficiente rentabilidad”, reflexionan desde la compañía.

En total, cuentan con más de mil puntos de venta en España y Francia, además de cuatro tiendas exclusivas, tres de ellas en la capital y la más nueva en Murcia, centrada en la gama de colchones, camas y almohadas Khama.

A grandes rasgos

Senttix fábrica
Vista de la nueva fábrica de Senttix en Yecla.

Facturación. El grupo Senttix factura alrededor de 20 millones de euros al año. De estos, el 50% provienen de la exportación y más de 3 millones del negocio digital, repartidos entre sus dos marcas online, Khama y Ecus Kids.

Empleados. En ­Senttix afirman con orgullo que no son el crecimiento y la rentabilidad sus únicos objetivos y que no han perdido nunca de vista sus orígenes: las personas que conforman el grupo. Hoy cuentan con una plantilla de 120 trabajadores entre fábrica, oficinas y tiendas, todos con contrato indefinido y una antigüedad media de 17 años, y muchos de ellos lo son desde su fundación. “En Senttix trabajan juntos padres e hijos, un ejemplo de la convivencia entre distintas generaciones y del valor que esta empresa otorga a la familia”, resaltan.

Expansión. Presentes en más de 18 países, trabajan en la internacionalización de los proyectos Care (para bebés) y Khama (productos personalizables). Ahora mismo están en la primera ronda de búsqueda de financiación para acelerar estas líneas.

Bebés sanos y descanso personalizado

Ecus Kids
Un bebé descansa sobre artículos de la línea Ecus Kids.

Uno de los pilares de su crecimiento es la especialización, por eso cuentan con diferentes marcas orientadas a públicos, necesidades y canales distintos: Khama, Khama Hotel, Senttix y Ecus Kids en puericultura.

Khama, creada hace tres años, es la apuesta de Grupo Senttix por el futuro del descanso y la sostenibilidad, ya que ofrecen personalizar el producto para cada cliente. Bajo la lógica de que del mismo modo que la ropa se ajusta a nuestro cuerpo, también debe hacerlo nuestro colchón, proponen artículos personalizables según el índice de masa corporal de las personas. Además, han conseguido extender la vida útil del colchón ya que, para renovarlo, no hace falta cambiar el artículo entero. La empresa envía al cliente una capa nueva con un peso aproximado del 10% del colchón, lo que supone una reducción del 90% en emisiones de CO2.

Respecto a Khama Hoteles, es su versión especializada para el sector hotelero.

En cuanto a Senttix, no es solo el nombre del grupo, sino también “el de nuestra marca más aspiracional, la que posee los valores más exigentes de nuestra cultura, con los productos más delicados, más sensibles, más naturales y con la mejor experiencia de venta”.

Es en la rama infantil donde cuentan con un desarrollo que les llena de orgullo: la serie Care, dentro de la marca de puericultura Ecus Kids, que tiene como objetivo acabar con la plagiocefalia infantil. “Al lanzar esta gama, comenzamos a investigar cómo podrían mejorar, a través de sus productos, la vida de los bebés. Así fue como descubrimos que uno de los problemas más frecuentes, que sufren hasta el 47% de los bebés en el mundo, tiene que ver con la presión de la cabeza sobre el colchón de la cuna”, recuerdan, en alusión a la plagiocefalia, “y nos pusimos a trabajar para ver si sería posible prevenirla”.

El año pasado subieron la venta de colchones de cunas y minicunas hasta las 50.000 unidades.

Normas
Entra en El País para participar