Los inversores de Twitter aún pueden echar a Musk y ganar

A ambas partes les conviene un acuerdo extrajudicial, y vender la compañía a un tercero por un precio menor

Isotipo de Twitter y cuenta de Musk en la red social.
Isotipo de Twitter y cuenta de Musk en la red social. reuters

Elon Musk está cubriendo sus apuestas en el caso judicial de Twitter. El martes reveló que había vendido otros 7.000 millones de dólares en acciones de Tesla en el caso “esperanzadoramente improbable” de que tenga que cerrar el acuerdo de 44.000 millones de dólares por la red social que decidió abandonar el mes pasado. Sería mejor para los accionistas de Twitter –incluido Musk– que el consejo llegara a un acuerdo con su excéntrico y poco dispuesto comprador y vendiera a otro por menos.

Las dos partes acudirán a los tribunales en octubre para luchar por los pormenores del documento de fusión. Sin embargo, a ninguna de las partes le conviene someterse a una batalla legal.

En cambio, Musk podría pagar para echarse atrás. Aunque se resista a entregar el dinero en efectivo, en parte se estaría pagando a sí mismo, ya que todavía posee casi el 10% de la empresa. Un pago de 5.000 millones de dólares, por ejemplo, equivale a unos 6,50 dólares por acción, o 475 millones de dólares en el bolsillo de Musk, si la empresa lo distribuye como un dividendo especial.

Eso ayuda a aliviar el daño para los accionistas restantes, también. Musk ofreció 54,20 dólares por acción en abril, por lo que la cuota de cancelación permitiría al consejo de administración de Twitter aceptar una nueva oferta por algo menos de 48 dólares por acción y no perder. Por supuesto, eso es un 50% más alto que 32 dólares por acción, que es el valor razonable. Pero también es menos de un décimo por encima de donde cotizan actualmente las acciones. Además, Musk ha conseguido 7.000 millones de dólares de socios capitalistas como Sequoia Capital y Larry Ellison. Podrían aprovechar la oportunidad de un acuerdo más barato.

Hay otros beneficios para Musk. Suponiendo que comprara su participación en Twitter a finales de marzo, un nuevo acuerdo a 48 dólares por acción le reportaría unos 560 millones de dólares más en ganancias. Aun así, tendría que pagar 4.000 millones a Twitter. Pero Musk ha dicho que si no utiliza el efectivo de sus ventas de acciones de Tesla para cerrar el acuerdo, volvería a comprar las acciones de su fabricante de automóviles. Estas han caído más de una cuarta parte desde principios de abril, por lo que podrían representar una oportunidad de inversión para él.

Vender a un comprador dispuesto es también un resultado mejor que renegociar un acuerdo con Musk, que sigue arrastrando el modelo de negocio de Twitter por el barro. Es posible que sus inversores puedan deshacerse de Musk y ganar.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías