Precios y salarios

El 24% de los asalariados ha pactado subidas de sueldo de hasta el 2% para este año

El pacto de rentas al que no logró acordar el Gobierno con empresarios y sus empleados se aplica al trabajador por la vía de los hechos

Negociación colectiva pulsa en la foto

Los trabajadores asalariados están cumpliendo por la vía de los hechos con el tan ansiado pacto de rentas que reclamaba el Gobierno para las empresas y sus empleados y que nunca llegó a materializarse No ha hecho falta un pacto que obligue a ambas partes a moderar sueldos y beneficios para intentar frenar los efectos de segunda ronda de la inflación que, por otra parte, ya han empezado a presionar al alza este indicador de precios pese a la contención de las retribuciones, lo que se traduce e unas crecientes pérdidas de poder adquisitivo para un buen número de empleados.

Así lo reflejan los últimos datos estadísticos de negociación colectiva hasta julio, publicados esta semana por el Ministerio de Trabajo, que indican que de los 6,87 millones de asalariados que han pactado ya sus condiciones laborales en convenios colectivos con efectos económicos en 2022 más de la mitad (4,1 millones) ha acordado incrementos salariales de hasta el 2%. De hecho, el grupo más voluminoso de trabajadores es exactamente el que ha pactado de media un 1,96%, ya que suman 2,16 millones. De esta forma, prácticamente uno de cada cuatro trabajadores asalariados (el 24% del un total de 17,3 millones, según el INE) habría pactado esta moderación de sus retribuciones.

Sin embargo, a este colectivo le sigue en volumen, los empleados que han pactado mayores alzas salariales, por encima del 3%, que sumarían 1,7 millones hasta julio y con incremento salarial medio del 5,1%. Pues aun así, todo apunta a que incluido este último grupo que ha pactado las mejores condiciones retributivas perderá poder adquisitivo este año, a tenor de la burbuja inflacionista que ha llevado el incremento de los precios en España hasta el 10,8% interanual en julio, según el avance dado por el INE que será confirmado este viernes.

Incluso tomando como referencia la inflación media interanual de lo que va de año, rozaría el 9% y los trabajadores en la banda baja de alzas salariales (hasta el 2%) estarían perdiendo alrededor de siete puntos porcentuales de poder adquisitivo, mientras que aquellos en la banda superior (5% de media) verían recortado su poder de compra dos puntos porcentuales.

Bien es cierto que el 25% de los casi siete millones que ya han cerrado su negociación salarial este año cuenta en su convenio de referencia con una cláusula de revisión salarial, que compensará todo en parte el desvío de la inflación a fin de año respecto a la subida salarial que hayan pactado.

Según estas cifras estadísticas, la mitad de los trabajadores con cláusula verá compensado el desvío de todo 2022 con efectos retroactivos (873.305 trabajadores); mientras que a los 864.198 empleados con estas cláusulas restantes se les actualizarán sus tablas salariales del próximo año incorporando dicha compensación por el desvió entre el sueldo pactado y el IPC pero no recibirán pagos retroactivos por el presente ejercicio.

El principal motivo por el que patronal y sindicatos no llegaron a un acuerdo para firmar un acuerdo de negociación colectiva para 2021-2023 fue la exigencia de los representantes de los trabajadores de incluir este tipo de cláusulas de protección salarial contra el aumento de los precios. Este férreo rechazo patronal se está trasladando a también a la negociación de los convenios ya que en lo que va de año apenas 200.000 trabajadores más han incorporado dichas cláusulas a sus convenios, pasando de 1,5 millones a 1,7 millones quienes están protegidos.

Inaplicación de convenio

Pero los ajustes salariales no llegan solo por la vía de la moderación a la hora de negociar las subidas de sueldos. Los empresarios también están recurriendo más a las inaplicaciones de convenios para ni siquiera hacer las subidas que se hayan acordado. En lo que va de año, el número de trabajadores afectados por una de estas inaplicaciones rozaba los 14.000, un 21% más que en los siete primeros meses del año pasado.

Normas
Entra en El País para participar