Ferrovial baraja vender su 25% en el aeropuerto de Heathrow

El mayor aeropuerto de Reino Unido vale unos 24.300 millones de euros, incluida la deuda, de acuerdo con los cálculos de JPMorgan

Pasajeros en la Terminal 2 del aeropuerto Heathrow, en junio.
Pasajeros en la Terminal 2 del aeropuerto Heathrow, en junio.

La venta de Heathrow vuelve a sobrevolar el futuro de Ferrovial. La compañía española de infraestructuras valora su salida accionarial del aeropuerto londinense, el mayor del Reino Unido y el quinto más grande del mundo, del que mantiene un 25% del capital, siendo su primer accionista.

Según informó Reuters, citando dos fuentes cercanas a la materia, Ferrovial ya ha mantenido conversaciones preliminares con asesores externos para estudiar las posibilidades de una desinversión en Heathrow Airport Holdings (HAH), sociedad que controla la infraestructura británica, a la que llegó por primera vez en 2006. Ferrovial declinó hacer comentarios a consulta de este periódico. Sus acciones, que se mantenían sin apenas cambios durante la sesión bursátil del martes, se acabaron disparando un 3,6% al conocerse estos movimientos.

La reflexión abierta en Ferrovial vendría precipitada por el interés de Ardian en hacerse con su participación en Heathrow. Para ello, la firma francesa de capital riesgo también ha mantenido reuniones con asesores para estudiar la posibilidad de lanzar una oferta de la mano del fondo de inversión de Arabia Saudí, tal y como informó la propia Reuters, que apuntó a que Ferrovial aún no tiene tomada una decisión sobre su posición en el aeropuerto londinense, quedando abierta la opción de mantener invariable su posición.

No es la primera vez que trasciende un interés de Ardian por Heathrow. El año pasado, el fondo también mostró su interés por las acciones de Ferrovial, aunque no fue más allá de unos contactos preliminares. Esta firma de inversión ya adquirió en 2015 el 49% de 2iAeroporti, el mayor gestor aeroportuario de Italia, de la mano de Credit Agricole Assurances.

Este pasado mes de mayo, analistas de JP Morgan dieron un valor a Heathrow de 24.300 millones de euros, incluida su deuda. Esta, al cierre del primer semestre, superaba los 16.000 millones. El mismo análisis daba un valor de 611 millones a las acciones de Ferrovial.

Una cifra sensiblemente inferior a los fondos que la compañía española recibió en sus últimas desinversiones en Heathrow. En 2011, vendió el 5,88% por 325 millones a dos vehículos de inversión gestionados por Alinda Partners. Un año después recibió 607 millones por la venta de otro 10% a Qatar Holding, y en 2013, transfirió otro 8,65% por 460 milones de euros a un fondo de pensiones británico. En total, casi 1.400 millones por algo menos del 25%.

Desde entonces, su participación se ha mantenido invariable en el 25% que mantiene, desde el 83% que llegó a tener tras la opa que lanzó en 2006. Como recuerda Reuters, el consejo de Ferrovial ha revisado de manera frecuente su estrategia en el aeropuerto londinense. Otros accionistas en Heathrow son Qatar Investment Authority (QIA), que tiene una participación del 20%; Caisse de Dépôt et Placement du Québec (CDPQ), el fondo de inversión de Singapur GIC y China Investment Corporation

Este fue el quinto aeropuerto más transitado del mundo en julio, según la firma de datos de aviación OAG. Aunque se ha visto muy afectado por el impacto de la pandemia, Heathrow ha elevado su previsión de tráfico para este año a 54,4 millones de pasajeros. En el primer semestre registró 26,1 millones, aún un 33% por debajo del mismo periodo de 2019.

En esos seis primeros meses de este año, los ingresos generados por el aeropuerto de la capital británica crecieron un 268% frente a 2021, hasta 1.280 millones de libras, un 13% menos que hace dos años. El ebitda de Heathrow entre enero y julio volvió a cifras positivas llegando a 744 millones de libras.

Desde 2020 HAH tiene prohibido el reparto de dividendos. El acuerdo que entonces con sus bonistas estableció que o podrá hacerlo hasta que deuda neta dividida entre el RAB (base de activos regulada) sea inferior al 87,5%.

Una calidad del servicio con niveles “inaceptables”

Recuperación. La recuperación del turismo y la consecuente vuelta de la actividad a los aeropuertos, tras casi dos años de parón, ha supuesto un problema para Ferrovial en Heathrow. Como explica la compañía en su informe semestral de resultados, “recuperar la capacidad rápidamente es muy complejo después de las importantes reducciones de recursos en toda la cadena de suministros de la aviación”, y “la puntualidad en las llegadas es muy baja como resultado de los retrasos en otros aeropuertos y de la congestión del espacio aéreo en Europa”. Una vez que, en las últimas semanas, el aeropuerto londinense ha superado los 100.000 pasajeros diarios, los problemas se han agravado. “Heathrow ha experimentado periodos en los que la calidad del servicio ha caído a niveles inaceptables: largas colas, retrasos para pasajeros que necesitan asistencia, equipajes que no viajan con los pasajeros o que se entregan tarde, baja puntualidad y cancelaciones de última hora”, detalla Ferrovial, que reconce que la demanda empezó a superar la capacidad de los servicios en tierra en Heathrow. Este limitó a 100.000 la llegada diaria de pasajeros. Dede entonces ha “experimentado una notable mejora en la puntualidad”.

Normas
Entra en El País para participar