Balances

La banca española compra 4.318 millones en bonos soberanos ante el alza de los cupones

A cierre de junio amasaban 138.069 millones de deuda pública de España

Santander se desmarca y recorta las tenencias en 3.990 millones

La subida de tipos de interés es la medida de política monetaria por la que venían clamando los bancos de la zona euro en general y los españoles en particular. La subida del precio del dinero es un alivio para los márgenes de negocio y también está siendo una oportunidad en la gestión de las carteras de deuda soberana. El sector no ha temido a elevar su riesgo soberano en balance y ha aprovechado para comprar bonos ante las fuertes caídas de precios que se han registrado en la deuda pública en el primer semestre. Además, incorpora a su cartera bonos con un mayor cupón, lo que será una mayor fuente de ingresos en los próximos años.

Solo en lo que respecta a la deuda española, durante el primer semestre los grandes bancos españoles han comprado bonos soberanos españoles por valor de 4.318 millones de euros, hasta cerrar junio con un balance total 138.069 millones de euros.

El reciente aumento de las primas de riesgo ha revivido los fantasmas de la crisis de deuda, cuando el riesgo financiero y el soberano estaban estrechamente unidos, pero la situación actual dista mucho de la crisis del euro de 2012. Además, el BCE ha lanzado un nuevo instrumento de política monetaria con el que asegurarse de que las primas de riesgo de los países más vulnerables de la zona euro no se desbocan, lo que puede servir de freno a la pérdida de valor de los bonos en cartera de los bancos españoles.

Por otro lado, las entidades cuentan a día de hoy con balances mucho más saneados y están bien capitalizadas, lo que aporta una seguridad extra para que las entidades eleven su exposición al riesgo soberano. Esta corriente contrasta con las ventas acometidas en los años más duros de la pandemia, un periodo en el que las entidades recurrieron las operaciones financieras como complemento para mejorar los ingresos.

La excepción a esta corriente la ejemplifica Santander. Según consta en la información financiera intermedia, a cierre de junio disponía de 8.927 millones en bonos públicos de España, 3.990 millones menos que al cierre del pasado ejercicio. Esta deuda está computada como a razonable y se actualiza trimestralmente. Es decir, tiene una incidencia directa en la solvencia en función de su comportamiento. La venta acometida por la entidad que preside Ana Botín sigue la tendencia imperante en los últimos ejercicios. Los bonos españoles son tan solo el 12,55% del total de deuda pública en balance.

El banco que más incrementa las tenencias de deuda pública es CaixaBank. A cierre de junio, la entidad que preside José Ignacio Goirigolgarri contaba con una exposición al riesgo soberano español de 90.227 millones, 3.437 millones más que a cierre de 2021. Dentro de este grueso se contabilizan los 18.923 millones en deuda de Sareb. La exposición a España representa el 85,15% del total del riesgo soberano en cartera de la entidad. Como punto positivo es que el grueso de la deuda española en balance (unos 80.190 millones de euros) es a coste amortizado. Es decir, no experimenta oscilaciones de precios porque su objetivo es mantenerla hasta el vencimiento para sacar partido con el pago del cupón.

No muy lejos de CaixaBank se sitúa Sabadell. el banco que preside Josep Oliú en el primer semestre del año ha elevado las tenencias de deuda pública española en 3.200 millones de euros. Este incremento obedece en gran medida a las fuertes desinversiones realizadas en los dos últimos años, tras lo que está recomponiendo su cartera de deuda. En el año de la pandemia, Sabadell recurrió a las ventas de la cartera de deuda para obtener ingresos con los neutralizar el impacto de los planes de reestructuración.

Más moderadas han sido las compras de deuda española de BBVA y Bankinter. La entidad sube en 700 millones la tenencia de deuda pública española, hasta los 5.200 millones registrados a cierre de junio. Por su parte BBVA, que cerró 2021 con las tenencias de deuda pública española más bajas desde 2010, ha aprovechado los primeros seis meses para elevar su exposición en 971 millones, hasta los 17.515 millones a valor contable. La deuda española supone el 36,5% del total de bonos soberanos. Un escalón por debajo se sitúa la deuda mexicana, de la que ostenta unos 10.297 millones de euros, unos 156 millones más que en 2021

Normas
Entra en El País para participar