Energía>

Enagas confía en que España puede afrontar un corte total del suministro ruso

La empresa prevé ganar 380 millones este año e invertirá 2.775 millones hasta 2030

El Consejero Delegado de Enagás, Arturo Gonzalo, presenta el Plan Estratégico 2022-2030 este martes en Madrid
El Consejero Delegado de Enagás, Arturo Gonzalo, presenta el Plan Estratégico 2022-2030 este martes en Madrid EFE

Enagás confía en que España tiene la capacidad para afrontar un corte total del suministro ruso, aunque se vería afectada por las repercusiones a nivel europeo. Así lo ha asegurado a CincoDías su Consejero Delegado, Arturo Gonzalo, durante la presentación del Plan Estratégico 2022-2030 de la compañía este martes. Gonzalo ha explicado que la extensa infraestructura española para importar gas natural licuado, sumada a la fiabilidad de los envíos desde Argelia, pone al país en una situación privilegiada frente al resto del continente para reemplazar proveedores ante una posible interrupción de los envíos rusos. El ejecutivo, sin embargo, no descarta que una crisis regional de suministro pueda afectar a los precios en la península y obligarla a movilizar combustible a sus vecinos de forma solidaria.

"Los análisis técnicos que hemos realizado indican que España podría sustituir el suministro ruso por gas de otras procedencias de un modo razonable. El problema es que cuando el gas se recibe por gasoductos como en el centro y este de Europa, y no tienes sustitución inmediata. Hace seis meses los gasoductos que llegan a Europa desde Rusia estaban transportando 2.800 gwh de gas por día y ahora se están transportando 300 gwh por día. Eso es lo que va a ser difícil de sustituir", ha señalado Gonzalo. El ejecutivo también ha aclarado que el aumento en las importaciones de GNL ruso en junio reportado por Enagas corresponde a importaciones francesas que pasan por España en el contexto del mantenimiento de sus plantas de regasificación, sumadas a volúmenes de contratos que fueron pactados antes de las sanciones europeas contra el Kremlin por la invasión a Ucrania.

Gonzalo advierte que, en el eventual escenario de que el gasoducto Nord Stream no se reactive el 21 de junio tras las labores de mantenimiento, la situación energética de la región sería dramática y que acabaría impactando a la península, pero que respecto a la garantía de suministro habría tranquilidad. España se encuentran alrededor del 73%, muy por encima de sus vecinos y cerca del requerimiento europeo (80%) y Enagas afirma que esta reserva está calculada para durar unos 27 días sin contar las importaciones, aunque en invierno estas exigencias pueden varias. 

En este contexto, Gonzalo ha resaltado que la empresa apunta a incrementar la integración de su red con el sistema europeo. De hecho, las interconexiones con Francia, que son la principal conexión de España con el resto del continente, ya están funcionando al máximo de sus capacidades y se tiene proyectado duplicarlas para 2025. La empresa además ha planteado a la UE un gasoducto que conecte España con Italia, y tiene participación en el gasoducto trans adriático (TAP), dos obras que incrementarán el volumen de los flujos dentro de la región.

Estas inversiones ligadas al RePower están valoradas en 4.775 millones. La empresa matiza, en todo caso, que "estos proyectos están en fase de propuesta y aprobación por parte de los reguladores europeos. Cuando el proceso concluya, la compañía los incorporará a sus proyecciones". Las inversiones del RePower son las interconexiones con Francia (225 millones hasta 2026 y 145 más hasta 2030), Italia (365 y 1.135 millones, respectivamente) y Portugal (90 y 20 millones).  Asimismo, a través de su filial Enagas renovable, la compañía prevé invertir 205 millones en 30 proyectos de hidrógeno y 85 millones en 20 proyectos de producción de biometano y promoción de gestión circular de residuos. La empresa también tiene programado destinar 105 millones a innovación, tecnología y digitalización.

Enagás espera cerrar el año 2022 con un beneficio de entre 380 y 390 millones de euros, según el plan estratégico de la empresa hecho público hoy y que abarca hasta 2026. Este resultado tiene en cuenta tanto el impacto positivo de las ventas de activos como el negativo del deterioro de la inversión en la estadounidense Tallgrass Energy. El resultado ordinario estará en torno a los 360 millones. 

La firma espera un crecimiento del resultado ordinario medio del 1% de 2022 a 2026 y del 4% en el periodo 2026 a 2030. El plan estratégico está marcado por las fuertes inversiones que acometerá la empresa. Enagás calcula 1.300 millones hasta 2026 y otros 1.475 hasta 2030, para sumar 2.775 millones en ocho años. Estos cálculos, en todo caso, no tienen en cuenta el plan RePower europeo para garantizar la seguridad energética y que incluye, entre otros muchos aspectos, fuertes inversiones en interconexiones.

Asimismo, sin contar con el plan europeo, Enagás invertirá hasta 2030 850 millones en infraestructuras de gas, dentro del negocio regulado en España, y otros 690 millones en hidrógeno verde. Además, prevé invertir 240 millones en infraestructuras ligadas al negocio regulado, 105 en digitalización y 600 millones en el exterior. Dentro de la energía renovable, prevé invertir 205 millones en 20 proyectos de hidrógeno renovable y 85 en biometano.

Normas
Entra en El País para participar