El precio de la vivienda pierde fuelle y modera su subida al 3,8% en mayo

Los analistas prevén que el mercado español se estabilice en la segunda mitad del año

Precio vivienda Pulsar sobre el gráfico para ampliar

La escalada en los precios de la vivienda parece estar llegando a su fin. Aunque el metro cuadrado sigue registrando aumentos interanuales, esta se ha moderado, pasando de un 10,2% en enero a un 3,8% en mayo, según los datos publicados ayer por el Consejo General del Notariado. En estos meses, la vivienda unifamiliar también se ha moderado y los pisos han registrado su subida más baja desde mayo de 2021, cuando la tasa fue apenas del 0,09%.

Aunque los datos deben ser tomados con precaución, según Jose García Montalvo, catedrático de Economía de la Universidad Pompeu Fabra, lo cierto es que piensa que el mercado español estabilizará sus precios en la segunda mitad del año. Esto como consecuencia de la perdida de atractivo en un entorno de mayores costes de financiación y menores tasas de ahorro de las familias. De acuerdo con Montalvo, la variación anual del índice de precios de vivienda (IPV), publicada por el Instituto Nacional de Estadística, mostrará esta reducción de manera clara en el tercer trimestre.

En otros países de Europa, así como en Estados Unidos, el mercado inmobiliario ya está experimentando una estabilización en los precios como consecuencia de la disminución de la demanda que ha arrastrado la subida de las tasas de interés. En el caso español esta dinámica del mercado va con retraso, según el analista.

Por ahora, y a la espera de lo que suceda en los próximos meses, el precio de la vivienda lleva creciendo cinco trimestres consecutivos, de acuerdo con las últimas cifras publicadas por Gesvalt. A su vez, los datos del Notariado muestran que el precio medio del metro cuadrado se situó en mayo en los 1.548 euros. En cualquier caso, la tasadora también cree que pese a la fuerte inestabilidad económica y geopolítica, los precios se estabilizarán en los próximos meses.

Trece de las 17 comunidades autónomas registraron un encarecimiento durante ese mes; encabezó la lista Canarias, con un repunte del 22,1% interanual. Aragón y Madrid fueron los otros territorios con cifras más altas: 18% y 12,9%, respectivamente. En cambio, los precios registraron retrocesos en Extremadura, Navarra, Castilla- La Mancha y La Rioja. La compraventa de vivienda aumentó en mayo un 7,3% respecto al año anterior, hasta alcanzar las 63.921 unidades.

Los pisos fueron el tipo de inmueble más popular, mientras que las casas unifamiliares apenas superaron las 15.000 unidades. Los préstamos también subieron, aunque de manera muy leve: un 1%. A su vez, la cantidad que pidieron las familias aumentó un 2,1% interanual, hasta alcanzar los 147.166 euros. En cuanto a la cuantía promedio de los nuevos créditos para la adquisición de vivienda, la evolución siguió siendo dispar a nivel autonómico, pues creció en once territorios y decreció en los demás.

El porcentaje de compras de viviendas financiadas mediante un préstamo hipotecario se situó en mayo en el 50,7%, según el Consejo General del Notariado. En este tipo de compras con financiación, la cuantía del préstamo supuso de media el 73,7% del precio de la vivienda. A nivel regional, los créditos hipotecarios crecieron en diez comunidades, alcanzando tasas de dos dígitos en Baleares (19,3%), Aragón (11%) y Extremadura (10,5%). Sin embargo, disminuyó en las siete autonomías restantes.

Normas
Entra en El País para participar