Meliá, Barceló, RIU y NH arrancan el verano con subidas de precios del 10%

Las mayores alzas se concentran en Baleares y Canarias. Las tarifas siguen por debajo de las de Francia, Italia y Grecia.

Precios hoteleros Pulsar sobre el gráfico para ampliar

La temporada alta arranca con fuertes subidas de precios en los hoteles para contrarrestar el impacto de la subida del precio de la energía, de bebidas y alimentos e incluso de los salarios. Las grandes cadenas han revisado al alza sus tarifas aprovechando la demanda acumulada durante los dos años de pandemia y por ahora no han notado ningún impacto en sus libros de reservas.

Meliá, la primera hotelera de España, prevé que la subida de tarifas del 18% vivida en Semana Santa tendrá continuidad en verano, con precios más altos y las mismas ocupaciones, lo que redundará en mayores ingresos. “Para julio, agosto y septiembre se prevé una muy positiva temporada, que en términos globales igualaría los ingresos de 2019, y particularmente se observa un incremento importante de tarifas diferenciado por zonas. Para los hoteles urbanos, la previsión es un incremento del 5%, mientras que para los hoteles de islas y costas, el incremento medio sería del entorno del 15%, con Canarias a la cabeza”. Pese a ello reconocen que el alza de la energía, bebida, alimentos o salarios (la inflación ha escalado al 10,2% en junio) erosionarán una parte importante de los márgenes. “La inflación y los costes de la energía y los suministros se ‘comerán’ una parte de nuestra rentabilidad porque no todo se puede trasladar al cliente final".

Meliá prevé que el alza de costes se comerá buena parte de su rentabilidad

Desde Barceló también confirman esa subida de precios, incluso por encima de los niveles precrisis. “Aunque los resultados dependen de cada destino, en líneas generales a día de hoy las ventas para este verano han crecido un 12% respecto a 2019 y las tarifas en torno a un 8%. Hemos aumentado los precios moderadamente respecto a 2019 no sólo debido al incremento de la inflación y los costes energéticos, sino a la importante inversión que hemos realizado en los últimos dos años en la actualización de algunos de nuestros hoteles en España”. La hotelera ha acometido reformas por valor de 150 millones en los dos últimos años que han servido para mejorar los hoteles y poder cobrar tarifas más elevadas.

Rentabilidad y costes

La cadena balear RIU también prevé superar las cifras de llegadas de la temporada de 2019, pese a que también revisará al alza sus precios. “Las tarifas medias están subiendo en todos los mercados, nacionales e internacionales, dependiendo de los hoteles. La subida media la podemos cifrar entre un 5% y un 10% Pero la verdad es que los costes están aumentando a un ritmo mucho mayor. Gracias a la buena demanda, una pequeña parte de este sobrecoste se puede transferir al precio, pero el resto va directamente al margen de beneficio”, recalcan. “Nos preocupa porque la escalada de precios parece no tocar techo y es imposible repercutir esos sobrecostes en las tarifas. Tendrán que cargarse en los márgenes y esperar a que se estabilice el mercado”.

Barceló justifica el alza de tarifas por los 150 millones invertidos en reformas

Un informe elaborado por la consultora Mabrian, especializada en el análisis de datos, sobre los precios que están cobrando los hoteles en los principales destinos del Mediterráneo (Francia, Italia, Grecia, España, Portugal, Egipto, Túnez y Turquía) revela que los precios han subido de forma generalizada, aunque existen contadas excepciones, como los hoteles de tres y cuatro estrellas en Francia y los de cuatro estrellas en Italia.

En el caso de España, la tarifa media de los hoteles de tres estrellas ha subido un 6,9% hasta los 108 euros, mientras que el precio de los de cuatro estrellas ha crecido un 5,1% hasta los 145 euros. Los de cinco estrellas son los que más se han encarecido, con un incremento anual del 14,2% hasta los 289 euros. Pese a ello, si se compara con los otros siete destinos, España sigue manteniéndose por debajo de Francia, Italia y Grecia, con precios mucho más elevados. “Grecia es la verdadera estrella aquí, con hoteles de cuatro y cinco estrellas experimentando un aumento del 62,7 % y del 110 % del precio, respectivamente”, recalca Carlos Cendra, director de ventas y marketing de Mabrian.

En un desayuno celebrado la pasada semana, el consejero delegado de la división de hoteles de Barceló, Raúl González, justificó el alza de precios por el aumento de los costes y recalcó que pese a ese aumento, los precios de los hoteles de España siguen siendo muy competitivos si se comparan con los de otros destinos europeos. Y puso como ejemplo el Barceló Imagine, el hotel de cinco estrellas donde se celebró el encuentro, con un precio de 200 euros por habitación. “En Alemania, Francia o Italia, el precio es mucho más elevado”, aseguró González.

NH reconoce que el impacto de la inflación es “asumible” por ahora

Control de costes. La hotelera propiedad de la tailandesa Minor reconoce que el impacto de la inflación es asumible “porque los precios ya están por encima de los de 2019 y mantenemos el control de costes de la época de pandemia”.

Precios. En el tercer trimestre de 2019, el precio medio de una habitación de hotel de NH en España fue de 100,8 euros, por encima de la media de los hoteles de la compañía (100,1 euros), pero por debajo de las tarifas que se cobraban en Italia (124,8 euros), en Benelux (109,2 euros) y en la media de la UE (101 euros).

Normas
Entra en El País para participar