Transformación

Colecciones virtuales y ‘big data’: desafíos de los pequeños museos para su digitalización

Solo uno de cada cuatro museos españoles de menor tamaño virtualiza sus colecciones. La crisis del Covid ha acelerado la transformación de los servicios, pero aún hay mucho recorrido

Visita virtual al Museo de Antropología de Madrid
Visita virtual al Museo de Antropología de Madrid

El cierre que los museos vivieron durante el confinamiento supuso un antes y un después para la vida de estos centros culturales. Más allá de las grandes instituciones, también los museos pequeños y medianos se han adaptan a un nuevo tipo de visitante, un público cada vez más conectado. Aunque hay aún mucho por hacer. Más allá de las redes sociales y de los códigos QR, hay asignaturas pendientes como la virtualización de las colecciones o la gestión del big data. Son algunas conclusiones del estudio Digitalización en pequeños y medianos museos, presentado por la Plataforma de Tecnologías Multimedia y Contenidos Digitales (eNEM), secretariada por Ametic y financiada por el Ministerio de Ciencia e Innovación

 

Según el estudio, con la ampliación de la oferta de servicios digitales, los museos están atrayendo nuevos visitantes y aumentando la fidelización de los antiguos.

Entre estos nuevos servicios de digitalización, tres cuartas partes de los encuestados (74%) reconocen haber impulsado la comunicación con su público gracias a las redes sociales, y el 63% permite la compra de entradas de manera virtual.

Los pequeños y medianos museos también han perfeccionado la manera de controlar los aforos, una de las claves para organizar visitas tras la pandemia. Más de la mitad de los encuestados (53%) asegura contar con sistemas de control de aforos y flujo para facilitar su acceso de forma escalonada.

Pero los museos de menor tamaño también tienen desafíos en materia de digitalización. Entre ellos, las visitas virtuales a las colecciones, clave durante la pandemia para los grandes museos. Tan solo el 26,3% de los pequeños y medianos museos dice disponer de una colección digitalizada. Ello supone, según el informe, “una pérdida de posicionamiento” frente a otros museos y la posibilidad de aumentar sus ingresos a través de las visitas guiadas virtuales.

El estudio realizado por eNEM concluye que ninguno de los pequeños y medianos museos analizados cuenta con un nivel tecnológico alto, pues aunque todos tienen de página web y el 89,5% permite a sus visitantes escanear códigos QR, solo un 28% tiene herramientas para gestionar big data, guías interactivas y geolocalización. Además, únicamente el 10% dispone de soluciones de realidad virtual y aumentada, reproducción de obras en 3D o emplea tecnología blockchain para la custodia en el desplazamiento de las obras. “Es imprescindible que todos los museos de estas características amplíen su inversión en tecnologías e impulsen su modelo de negocio”, concluye el informe. Para ello, los expertos se centran en la financiación de estas instituciones y piden “partidas específicas” para digitalización.

Normas
Entra en El País para participar