El desempleo añade turbulencias al aterrizaje suave de la Fed

La pérdida de puestos de trabajo de cuello blanco es especialmente perjudicial para el PIB

Edificio de la Fed, en Washington DC.
Edificio de la Fed, en Washington DC. reuters

La Fed puede estar subestimando el precio que hay que pagar para controlar la inflación. Se ha visto sorprendida por la persistencia de esta. El objetivo de Jay Powell de lograr un aterrizaje suave de la economía afronta obstáculos. La Fed estima que deberá duplicar con creces los tipos actuales, hasta el 3,8%, para limitar el aumento de los precios a un aceptable 2,2% en 2024. Las previsiones de paro implican la pérdida de alrededor de un millón de puestos. Sin embargo, la Fed prevé un crecimiento del PIB en ese año del 1,9%.

Reducir la inflación podría resultar más dañino. La rigidez del mercado laboral de EE UU ha sido clave para el fuerte gasto de los consumidores, el principal motor del PIB. Aunque los estadounidenses se sienten desanimados por la economía, el 71% afirma que es un buen momento para encontrar un trabajo de calidad, según una encuesta de Gallup. Eso contribuyó a estimular un aumento del gasto de más del 10% en el primer trimestre del año.

Así pues, la pérdida de empleos podría mermar la confianza de los consumidores. Una serie de empresas, entre ellas gigantes de Silicon Valley como Meta, ya han anunciado despidos o una ralentización de los contratos. La casa de cambio de criptos Coinbase dice que despedirá a unos 1.100 trabajadores, mientras que Tesla también ha anunciado grandes recortes. La pérdida de empleos de cuello blanco es especialmente perjudicial para la economía. El 10% de los hogares de EE UU con mayores ingresos, que ganan al menos 200.000 dólares al año según el censo, representan casi la mitad del gasto de los consumidores.

Todo esto supone que la Fed tiene razón sobre los tipos. Pero una buena parte de los inversores cree que el banco central superará su proyección media del 3,4% a finales de este año, según la herramienta FedWatch, de CME.

Unas subidas de tipos más pronunciadas podrían agitar aún más los bonos, y el índice ICE BofA Treasury ha bajado un 10% este año. Un menor gasto pesaría aún más sobre los beneficios empresariales y las acciones. Hay más turbulencias inesperadas en los planes de aterrizaje suave de la Fed.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías