Escrivá ofrece a los autónomos mejorar su prestación por cese de actividad

El Ministerio de Inclusión mantiene su propuesta de tramos y cuotas

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.
El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá. EP

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha propuesto este lunes un nuevo esquema de protección social para los autónomos. El esquema contempla cuatro tipos de cese de actividad y una prestación mínima por el 50% de la base durante seis meses.

La primera modalidad supondrá hacer “permanente” la prestación extraordinaria aprobada durante la pandemia y que sigue vigente hasta el 30 de junio. La segunda será para dar cobertura a causas de fuerza mayor, mientras que habrá otras dos para causas económicas o cíclicas o reestructuraciones sectoriales, en un esquema similar al aprobado para los nuevos mecanismos de expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) RED para asalariados.

La propuesta se ha planteado en el marco de la negociación del nuevo sistema de cotización por ingresos reales, que aún no tiene visos de acuerdo debido a las discrepancias que hay por los tramos y las cuotas que fija el ministerio. Los responsables de las organizaciones de autónomos UPTA y ATA, Eduardo Abad y Lorenzo Amor, difieren bastante sobre la propuesta del gobierno de mantener sin cambios los tramos y cotizaciones que realizó a finales de mayo, y en la que plantea cuotas de entre 250 y 550 euros al mes para el periodo 2023-2025. Mientras UPTA ve “perfectamente asumible” la propuesta del Gobierno, ATA la rechaza, por lo que todo apunta a una falta de unanimidad.

La Unión de Autónomos (Uatae), por su parte, ha pedido a Escrivá que haga un mayor esfuerzo para bajar las cuotas de los tramos con menores ingresos a fin de “que no sean éstos los que financien el sistema”. “En el tramo bajo, alguien que gane 400 euros al mes paga de cuota más del 60%, mientras que en el tramo alto el esfuerzo no llega al 15% de sus ingresos”, señalan fuentes de la organización.

ATA, CEOE y Cepyme han propuesto que en 2023, 2024 y 2025 la cuota mínima a ingresar por los autónomos cada mes sea de 205 euros si sus rendimientos netos son iguales o inferiores a 700 euros al mes, el tramo de ingresos más bajo de los 12 que proponen. En el tramo más alto (rendimientos netos mayores a 3.620 euros mensuales), la cuota mínima sería de 329,7 euros en 2023, de 365 en 2024 y de 400,4 en 2025. Los empresarios plantean que a los autónomos con ingresos superiores al SMI y hasta los 1.500 euros no vean incrementada su cuota en los próximos tres años.

A juicio de Amor, la propuesta del Gobierno está “muy lejos” de lo que pueden asumir los autónomos en este momento. “No es sólo una subida de cotizaciones. Estamos pagando el gasoil mucho más caro, la luz más cara, con unos costes de producción y materias primas también por las nubes. El problema es que la vaca no da más leche”, subrayó. Aunque los tramos y las cuotas propuestas por el Gobierno no convencen por igual a los representantes de los autónomos, parece que hay mayor consenso en lo que respecta a la protección social del colectivo.

Según el presidente de UPTA, la prestación por cese ordinaria podrá capitalizarse en situaciones de “fragilidad” del negocio y podrá también utilizarse para ayudar a los autónomos que temporalmente tengan que suspender su actividad. “En todos los casos percibirán el 50% de la base de cotización y tendrán que demostrar una pérdida de facturación del 75%”, ha indicado Abad.

Ha desvelado además que existe un acuerdo “unánime” entre el Gobierno y los participantes de la mesa de negociación para equiparar las prestaciones y cotizaciones de aquellos padres autónomos con hijos con enfermedades graves o muy graves a las de los trabajadores por cuenta ajena. Sus palabras fueron secundadas por el presidente de ATA.

Tramos y cuotas

La propuesta que presentó el Gobierno a finales de mayo plantea que en los seis primeros tramos, correspondientes a rendimientos netos de entre 670 y 1.700 euros mensuales, los autónomos paguen a la Seguridad Social entre 250 y 294 euros de cuota mensual. Esto supondría rebajas de entre 52 y 65 euros respecto a lo que pagan ahora en promedio mensual, según cálculos de UPTA. Por contra, en los siete tramos restantes, que van desde los 1.701 a 4.050 euros mensuales de rendimientos netos, los autónomos tendrían que abonar a la Seguridad Social una cuota de entre 400 y 550 euros al mes, lo que supone entre 35 y 107 euros más al mes en comparación con la media actual. Mientras UPTA apoya la propuesta, ATA considera inaceptable la nueva tabla de cotizaciones pues considera que es un aumento desmedido.

Normas
Entra en El País para participar