Comprar y comprar acciones de Tesla, el mantra de la legión de seguidores de Elon Musk

En mayo, mes en el que la compañía tocó su mínimo del año, se produjo la mayor adquisición de títulos de la empresa por parte de inversores 'retail' desde agosto de 2020

El fundador de Tesla, Elon Musk.
El fundador de Tesla, Elon Musk. Reuters

Los inversores minoristas o retail confían ciegamente en Tesla. A pesar de que la compañía ha disminuido su valor en Bolsa más de un 36% en lo que va de año, el fabricante de vehículos eléctricos sigue atrayendo a este tipo de inversores, que han visto cómo el valor de la empresa rebotó un 14% en la última semana.

"En mayo, vimos la compra mensual más fuerte de acciones de Tesla por parte de inversores minoristas desde agosto de 2020, cuando la compañía anunció su primera división de acciones", dice Fabian Birli, analista de Vanda Research, en unas declaraciones recogidas por Bloomberg. Cualquiera que sea la razón (una anticipación de otra división de acciones, el ejército de fanáticos de Musk que se duplicaron después del acuerdo de Twitter o simplemente compras por caída), ha habido un "claro aumento en el sentimiento minorista por Tesla desde el comienzo del mes", agrega Birli.

La compra neta de acciones de Tesla por parte de inversores minoristas fue de 708 millones de dólares en mayo (unos 659,8 millones de euros al cambio actual) hasta el viernes pasado, la segunda mayor compra entre las acciones de las grandes tecnológicas, solo por detrás de Apple. Tesla fue el mayor ganador en el índice NYSE FANG+ la semana pasada y el tercer mayor contribuyente al índice S&P 500, ya que registró su mayor ganancia semanal desde noviembre de 2020.

La compañía dirigida por Elon Musk sufrió en Bolsa sobre todo a partir de abril debido a los problemas para fabricar en China, los temores de los inversores sobre la desaceleración del crecimiento en todo el mundo y el ruido generado en torno a la oferta de Musk para hacerse con Twitter.

Sin embargo, las acciones del fabricante aún no son baratas en comparación con los competidores que tiene en el sector de automoción, ya que la capitalización de mercado de Tesla, que está por encima de los 790.000 millones de dólares, es muy superior a la de cualquier otra automovilística. Los inversores minoristas de Tesla tienen gran parte de la culpa de que Tesla tenga un valor tan alto en Bolsa.

"Una buena manera de ver la situación es comparar el culto que se le tiene a Elon Musk con el culto que hay por Bitcoin y el que tenían otras criptos hasta hace poco", señala Matthew Maley, estratega jefe de mercado de Miller Tabak. "Musk ha hecho productos que han cambiado el juego en varias áreas, por lo que el nivel de confianza es mucho más alto y es por eso que las acciones han podido rebotar bien ahora que el mercado general se ha estabilizado, mientras que Bitcoin todavía languidece”, argumenta.

Dado que la capacidad de los comerciantes minoristas para influir en el mercado de valores ha aumentado en los últimos años, las empresas han reconocido el valor de atraer a estos inversores con maniobras como la división de acciones, que reducen el precio de un título y lo hacen más atractivo para los inversores particulares. Los gigantes tecnológicos Alphabet y Amazon también  dividieron recientemente sus acciones en un esfuerzo por atraer compradores retail. De hecho, el propio aumento estratosférico de Tesla en el precio de sus acciones en 2020 fue impulsado en parte por una división de sus acciones, y el 28 de marzo la compañía anunció un plan para hacer una nueva escisión.

“El seguimiento minorista leal de Tesla tiene una ventaja para los accionistas a largo plazo de la empresa, ya que estos inversores están dispuestos a mirar a través de los negativos a corto plazo, lo que suaviza las caídas en las acciones y puede acelerar cualquier tendencia alcista”, afirma Gene Munster, exanalista de tecnología que ahora es socia gerente de la firma de capital riesgo Loup Ventures.

Normas
Entra en El País para participar