Industria

Talgo y CAF avanzan con las pruebas del hidrógeno en su trenes duales

El prototipo TPH2 de Talgo.
El prototipo TPH2 de Talgo.

El fabricante de trenes Talgo ha dado un paso adelante en su plan de desarrollo de un tren dual de hidrógeno verde sobre la plataforma Vittal-One, enfocado al transporte en corta y media distancia. La empresa ha anunciado el inicio de las pruebas dinámicas en su fábrica de Las Matas (Madrid), y habla de hito para el ferrocarril en España.

El test se lleva a cabo en un tren laboratorio, TPH2, y se trata de asegurar la correcta funcionalidad de los principales sistemas y de la tracción del tren con baterías e hidrógeno. Repsol está siendo el socio de la firma industrial en esta primera fase de desarrollo, facilitando la infraestructura de generación de hidrógeno renovable y el suministro eléctrico al tren.

Ya en una segunda fase de estas pruebas dinámicas, ambas empresas tendrán que validar la tecnología en vía. Para ello se han elegido localizaciones en el entorno de Madrid y en Extremadura.

El tren TPH2 tiene una locomotora multisistema Talgo Travca, capaz de moverse en distintos anchos de vía y con diferentes voltajes de electrificación. Además, cuenta con cinco coches equipados con tecnología de hidrógeno de pila de combustible y baterías. Y cierra el convoy un coche laboratorio para el control y análisis de los resultados.

El modelo dual Vittal One se basa en la plataforma tecnológica Talgo Vittal de Cercanías y Media Distancia, a la que se suma la tracción mediante hidrógeno. Talgo lo intentará implantar en el mercado para reemplazar la tracción diésel y descarbonizar aquellas líneas ferroviarias que no están electrificadas mediante catenaria.

El presidente de la compañía, Carlos de Palacio, ha asegurado que “el Vittal One facilitará una movilidad sin emisiones en el país, vertebrando provincias, ciudades y pueblos, como parte del compromiso de Talgo por ayudar a los operadores a descarbonizar la red ferroviaria en su conjunto”.

Este tren de Talgo estará equipado con baterías para elevar la potencia disponible en los arranques, aprovechhando las frenadas para la recarga. Su velocidad máxima será de 220 kilómetros por hora en modo eléctrico y de 160 cuando sea impulsado por hidrógeno. La pila de hidrógeno consumirá 0,25 kilogramos por kilómetro y dotará al tren de una autonomía de 800 kilómetros sin electrificación.

Test de CAF en Zaragoza

El rival vasco CAF también ha iniciado en Zaragoza las pruebas estáticas del tren a hidrógeno del proyecto FCH2Rail. En el desarrollo también participan Adif, Renfe, Toyota, DLR, CNH2, IP y Faiveley Stemmann Technik. La base del tren es un Cercanías de Renfe, de la serie Civia, en el que se ha instalado un sistema de generación eléctrica a partid de energía procedente de pilas de hidrógeno y baterías.

Los equipos del sistema híbrido, según informa Efe, han sido ya comprobados, y CAF ha llevado a cabo la integración mecánica, eléctrica e hidráulica en el citado Civia. Una vez concluidas las pruebas estáticas, podrán arrancar las dinámicas en una vía externa, lo que está previsto para este verano. De momento, se trata de garantizar la correcta integración de todo el sistema y la estanqueidad del sistema de hidrógeno.

Esta iniciativa cuenta con un presupuesto de 14 millones de euros, de los que 10 millones proceden de la agencia europea Clean Hydrogen Partnership, enfocada a impulsar el uso del hidrógeno y las pilas de combustible.

Normas
Entra en El País para participar