Industria

Talgo irá a los tribunales contra el metro de Los Ángeles por la rescisión de un contrato

La LACMTA da por terminada la relación con la española por incumplimientos en el alcance y plazo de trabajos por 85 millones de euros

Uno de los coches del metro de Los Ángeles en los talleres de Talgo.
Uno de los coches del metro de Los Ángeles en los talleres de Talgo.

Revés para Talgo en Estados Unidos. El administrador del transporte metropolitano de la ciudad californiana de Los Ángeles, LACMTA, ha dado por finalizado el contrato de remodelación de hasta 74 trenes adjudicado a la española en 2016 por un valor de 90 millones de dólares. La cotización del febaricante sufre esta mañana en Bolsa con una caída superior al 3%.

La decisión es unilateral y abre un enfrentamiento en los tribunales. El consejero delegado de Talgo, Gonzalo Urquijo, firma un comunicado enviado esta mañana a la CNMV en el que se reconoce que la terminación del contrato fue notificada el 6 de mayo por el consejo de LACMTA, que alega incumplimientos por parte de la española tanto en el alcance de los trabajos como en los plazos.

Talgo, por su parte, ha trasladado a su cliente el desacuerdo con la taxativa decisión y los motivos de la misma. Urquijo señala que la empresa iniciará “de manera inmediata acciones legales contra el cliente”.

TALGO SA 3,75 0,13%

Mientras se dirime este pulso en California, el fabricante paraliza la ejecución del contrato que lleva a cabo en sus instalaciones de Wisconsin (EE UU).

Mercado con expectativas

Este varapalo se produce en un mercado estratégico para la industria del ferrocarril ante los planes de desarrollo anunciados por la Administración Biden. La relación con LACMTA supuso la diversificación de Talgo desde la fabricación de trenes de alta velocidad y larga distancia hacia la conservación de sistemas más ligeros y al otro lado del Atlántico.

El plazo inicial de ejecución fue pactado en 56 meses y alcanzaba a 38 trenes, con posibilidad de sumar 36 más. El material rodante que estaba modernizando Talgo, aproximadamente el 70% de la flota de metro, se basaba en trenes A650, contruidos entre 1992 y 2000, a los que había que sustituir componentes mecánicos e instalar nuevos sistemas electrónicos. LACMTA buscaba reducir costes de operación y mejora la fiabilidad y confort de los trenes que operan en las dos únicas líneas de metro de la ciudad.

En el momento de alzarse con este contrato, Talgo tenía ya un pie en EE UU. Sus trenes ruedan por la costa occidental entre Portland, Seattle y la ciudad canadiense de Vancouver.

Normas
Entra en El País para participar