El retraso en licitar los terrenos lleva la reindustrialización de Nissan a septiembre

El concurso se lanzará a mediados de junio

Esto supone un retardo de casi dos meses respecto al plan inicial de QEV y Nissan

El consejero delegado de QEV Technologies, Joan Orús, junto a una furgoneta Zeroid.
El consejero delegado de QEV Technologies, Joan Orús, junto a una furgoneta Zeroid.

La reindustrialización de la antigua Nissan en Barcelona va para largo. En la reunión celebrada este lunes entre el Gobierno (fue el secretario general de Industria, Raül Blanco), la Generalitat de Cataluña, Nissan y los sindicatos, se pusieron sobre la mesa las condiciones del proceso de licitación de los terrenos de Zona Franca que el fabricante de coches japonés abandonó en diciembre.

Según han explicado fuentes sindicales a este periódico, el concurso se lanzará finalmente a mediados de junio, casi dos meses más tarde de lo que había previsto en un inicio el Consorcio de Zona Franca (que es quien convoca dicho concurso). De esta forma, los sindicatos prevén que la reindustrialización de las instalaciones de Nissan no podrá dar comienzo hasta, por lo menos, el mes de septiembre.

“Es un retraso considerable. No es nada grave, estamos convencidos de que esto acabará bien, pero nos preocupan los plazos”, han señalado desde CC OO a CincoDías. Si bien los sindicatos manejan septiembre como el mes en el que el proceso quedaría cerrado, los representantes de los trabajadores temen que se presenten recursos o impugnaciones que retrasen aún más todo. En un principio, Nissan (que aún mantiene en platilla a un reducido grupo de empleados encargados del mantenimiento de las instalaciones) se había puesto como fecha límite a finales de junio para entregar las llaves a las compañías que finalmente se quedasen con sus instalaciones.

Retraso en los planes

Esta tardanza en la licitación de los terrenos supondrá un retraso en los planes de QEV, que preveía entrar en la planta de Nissan en julio, para así prepararla para comenzar su producción a principios de 2023. Allí, la firma dirigida por Joan Orús ensamblará furgonetas eléctricas Zeroid, la marca que QEV presentó en marzo. “Nuestro objetivo a tres años vista es llegar a producir más de 60.000 unidades al año y generar más de 1.000 puestos de trabajo en 3 años”, había asegurado Orús, durante el acto de presentación de la firma.

El hub, que QEV lidera junto a BTech, presentó el pasado 19 de mayo su propio proyecto al Perte del coche eléctrico, que contempla movilizar inversiones por valor de 305 millones de euros. Entre las firmas que forman parte del proyecto hay desde startups de reciente creación hasta compañías que cotizan en Bolsa, las cuales están repartidas por Cataluña, Comunidad Valenciana, País Vasco y Cantabria.

Del monto total que prevé invertir el hub, el 93% lo harán pymes, un dinero que se destinará a 34 iniciativas, entre los que está la investigación y desarrollo de una nueva generación de baterías de altas prestaciones para vehículos ligeros y pesados; o el desarrollo de vehículos de transporte de pasajeros impulsados por hidrógeno.

“Se trata de un plan estratégico, no sólo por el impacto que tuvo el cierre de Nissan, sino también porque va a permitir desarrollar nuevos proyectos y modelos de negocio para crear un ecosistema de empresas entorno a la electromovilidad, la generación de puestos de trabajo cualificados y enfocar la economía hacia las futuras necesidades de movilidad de los ciudadanos y del crecimiento de la economía digital”, indicó el consorcio que está conformado por 18 empresas de diferentes sectores.

Además del hub, también planean aterrizar en Zona Franca un proyecto de logística y el fabricante de motos eléctricas Silence, que llegó a un acuerdo recientemente para quedarse con 110 de los 1.200 antiguos empleados de Nissan que están pendientes de ser recolocados. Según indicaron desde Silence a este medio, actualmente “se están arreglando los últimos flecos” para cerrar la llegada de Silence (que está fuera del proceso de licitación pública de los terrenos, ya que tienen un preacuerdo aparte) a las instalaciones del fabricante nipón.

Normas
Entra en El País para participar