¿En qué activos entrar tras las caídas de los bonos?

El descuento que hay en el mercado de deuda empieza a ser muy atractivo. Lo más recomendado en renta fija: las duraciones cortas

Bonos
Getty Images

Con mucha prudencia, pero las gestoras empiezan a dar mensajes positivos en relación con la renta fija. Buena parte de ellas piensan que tras los mínimos, ahora podrían empezar a brillar de nuevo los activos de deuda.

Por ejemplo, Mohammed Kazmi, estratega macro y gestor de carteras de Union Bancaire Privée (UBP), cree que gran parte del endurecimiento de las condiciones financieras son necesarias para que la inflación se modere a medio plazo. “Puede haber pasado ya, incluso si los bancos centrales continúan con sus respectivos planes de endurecimiento. Esto sugeriría que las subidas que ya se han descontado están proporcionando un punto de entrada atractivo en la renta fija de los mercados desarrollados”.

“Aunque siguen existiendo riesgos, la oportunidad de valoración parece más atractiva”, asegura Stefan Isaacs, director de inversión adjunto del equipo de renta fija pública en M&G Investments. Además de los bonos de alto rendimiento y de grado de inversión, “las estrategias de tipo variable con duraciones cortas, que suponen una menor exposición al riesgo de tipos, también merecen tenerse en cuenta en el actual entorno inflacionista”, apunta.

Respecto a los bonos ligados a la inflación, en DPAM “tenemos una menor convicción”

Por su parte, Sam Vereecke, director de inversiones de renta fija de DPAM, explica que ante la subida de tipos de interés, han reducido la duración de las carteras, y en cuanto a los bonos ligados a la inflación, que “nos han protegido contra el alza de precios durante este último año, ahora mismo tenemos una menor convicción”.

“No sabemos si hemos tocado fondo, pero seguramente los precios y la valoración a largo plazo son ahora más interesantes que en el pasado, y es prudente empezar a aumentar las posiciones”, opina Paolo Bernardelli, responsable de renta fija de Eurizon, que remarca que ya no estamos en un mundo de rentabilidades negativas en los mercados de bonos soberanos, “por lo que aumentar el riesgo en la deuda pública es ahora más interesante”.

Sin embargo, Jacques Sudre, gestor del fondo Sextant Bond Picking de Amiral Gestion, considera poco halagüeñas las perspectivas de los bonos soberanos. Por el contrario, los bonos corporativos de alto rendimiento “han recuperado su atractivo, ya que sus diferenciales de crédito se sitúan ahora en las medias históricas o por encima de ellas, incluidas las de calidad”.

No obstante, este experto alerta de que en esta clase de activos es necesario ser muy selectivos, “ya que los emisores más frágiles se enfrentan a un destino incierto”.

Desde Amiral Gestion creen en el atractivo de los corporativos de alto rendimiento

Owen Murfin, gestor de carteras institucionales para MFS Investment Management, considera que ante un escenario de posible recesión económica, “hay algunas áreas en los mercados de crédito, como los bonos con grado de inversión y los mercados emergentes, que ofrecen un valor y precio creciente”. Y añade que, aunque el cambio de tono del BCE ha afectado al sentimiento hacia el crédito europeo y los países de la periferia, “somos relativamente favorables a los bonos europeos con grado de inversión en la actualidad”.

Para Howard Cunningham, gestor de Newton, división de BNY Mellon IM, el mercado de grado de inversión está en una situación mejor que el de los bonos de alto rendimiento. No obstante, “el mercado de nuevas emisiones en high yield sigue siendo muy limitado”.

Cautela ante el riesgo

Visión. En Allianz Global Investors, en cambio, se muestran precavidos y aun prefiriendo los segmentos de renta fija de menor duración, “actualmente somos bastante cautelosos con respecto a los diferenciales entre la periferia soberana de la zona euro, dado el cambio de dirección de la política del BCE. También seguimos siendo cautelosos, por ahora, con los activos de riesgo en general, incluidos los créditos y el alto rendimiento”. ¿La razón? Según la gestora, que los cambios de las condiciones monetarias y de los tipos de interés “suelen ir seguidos de un endurecimiento de las condiciones financieras con retraso”.

Normas
Entra en El País para participar