Las CCAA frenan su ritmo de crecimiento y ninguna recuperará el nivel prepandemia este año

Baleares y Canarias repetirán en 2022 como las regiones con mayores incrementos del PIB, mientras Cantabria, Extremadura, Castilla y León, Aragón y Castilla-La Mancha se situarán a la cola

Brecha comunidades Pulsar sobre el gráfico para ampliar

La prolongación de la guerra en Ucrania sigue ejerciendo un importante efecto en el conjunto de las economías europeas y por consiguiente, en la española y en cada una de las comunidades autónomas. Este año las previsiones apuntan a que todas las regiones continuarán registrando tasas de crecimiento, aunque a un menor ritmo del registrado en ejercicios precedentes.

La única excepción será Canarias, que acelerará su crecimiento desde el 7% de 2021 al 7,8% previsto para este año. Precisamente esta desaceleración generalizada es la que está provocando que la recuperación de los niveles prepandemia, siga siendo un objetivo pendiente.

Según el informe de previsiones para las comunidades autónomas de Funcas, únicamente aquellas regiones donde el peso del sector turístico es mayor, como es el caso de Baleares y Canarias serán las que experimentarán un mayor crecimiento de su PIB, pero aún así, será insuficiente para recuperar los niveles previos a la pandemia de Covid.

Ninguna de las comunidades alcanzará niveles prepandémicos en su economía, si bien serán Extremadura, Castilla La Mancha y Galicia, las que en estos momentos experimenten un mayor acercamiento.

El rango de previsiones es muy amplio, más de lo habitual, como consecuencia de la incertidumbre derivada de los riesgos geopolíticos, tampoco hay certeza del efecto multiplicador que puedan ejercer los fondos europeos o la evolución del precio de los productos energéticos y otras materios primas.

Según Funcas, el impacto del efecto rebote derivado de la normalización posterior al confinamiento y a la eliminación de las restricciones, es menos acusado que al inicio de la recuperación. Y es que la guerra de Ucrania ha elevado los costes de producción, ha afectado a los suministros industriales, lo que ha disparado la inflación y está reduciendo la capacidad de gasto de las familias, esperándose para la segunda mitad de año una subida de tipos por parte del BCE.

El empuje del sector turístico, que en estos momentos es el más boyante de la economía, junto a los patrones de gasto de los consumidores y el impacto de los fondos europeos, son los motores que dan el impulso necesario a la economía de las comunidades. Además el sobreahorro que han ido acumulando las familias en los dos años más duros de la pandemia, va a ser una ayuda para mitigar el impacto negativo de la inflación.

Sin embargo, pese a esta recuperación, las diferencias interregionales volverán a ser patentes en cuanto a su ritmo de crecimiento.Así se puede certificar como Baleares y Canarias liderarán el crecimiento del PIB en 2022, con un 9,9% y un 7,8% respectivamente, gracias a la normalización del turismo nacional e internacional.

Esta misma circunstancia aconteció en 2021 pese a lo cual siguen lejos de los niveles de prepandemia. En el otro lado de la balanza, aquellas regiones que crecerán por debajo de la media nacional del 4,2%, se sitúan Cantabria, Extremadura, Castilla y León, Aragón y Castilla La Mancha, con registros del 3,3%.

En general, aquellas regiones con un escaso peso del turismo exterior, un sector industrial débil y un peso elevado de la agricultura, fueron las que experimentaron una menor caída del PIB en 2020, por lo que ahora registran un menor efecto rebote posterior.

 

Normas
Entra en El País para participar