El Panel de Funcas rebaja el avance del PIB al 4,3% en 2022 y dispara el IPC al 6,9%

Recorta en medio punto el crecimiento económico y eleva 1,5 puntos el de la inflación

Previsiones Funcas Pulsar sobre el gráfico para ampliar

Las previsiones económicas para España que actualizan de forma periódica los grandes analistas llevan meses inmersas en una vorágine de recortes y malas vibraciones. Tras las últimas revisiones llevadas a cabo por organismos como el FMI, la Comisión Europea, la Airef o el Banco de España, este jueves le ha tocado el turno al Panel de Funcas, que ha rebajado en cinco décimas la previsión de avance del PIB en 2022, hasta el 4,3%. Es la misma cifra que esperan la autoridad fiscal y el propio Gobierno. También se sitúa en los márgenes que proyectan el resto de organismos. Todos, en definitiva, certifican el frenazo que ha sufrido la economía española tras la crisis inflacionista, desbocada desde el inicio de la guerra en Ucrania.

Las tensiones en los precios, de hecho, han llevado a revisar al alza la previsión del IPC medio para el presente ejercicio en 1,5 puntos porcentuales, hasta el 6,9%. En los próximos meses, confían los técnicos, el indicador descendería hasta acabar con una tasa interanual en diciembre del 4,3%. La inflación subyacente, en cambio, se mantendría en niveles inusualmente altos, del 3,6% en el presente ejercicio. La subida de este indicador, que no mide los elementos más volátiles del IPC como la energía o los alimentos frescos, evidencia el contagio de los precios energéticos al conjunto de la cesta de la compra.

En 2022, la aportación de la demanda nacional al crecimiento del PIB será de 3,3 puntos porcentuales, ocho décimas menos que en la anterior previsión de consenso. Los panelistas anticipan una fuerte revisión a la baja del consumo público y privado, y de la inversión, especialmente en la rama de la construcción. En cuanto al sector exterior, sumará un punto porcentual al crecimiento del PIB, lo que supone una mejoría de tres décimas.

En total, explica la Fundación de las Cajas de Ahorros, 15 de los 19 panelistas han empeorado sus estimaciones "tras un avance del PIB menor de lo esperado en el primer trimestre, la debilidad que muestran los escasos indicadores disponibles hasta ahora del segundo trimestre y las expectativas de que también se registre un menor crecimiento en los trimestres que quedan del año".

Los panelistas reunidos por Funcas también aminoran el avance del PIB en 2023, situando la subida en el 3%, lo que supondría una desaceleración de 1,3 puntos como consecuencia del debilitamiento de la aportación de la demanda nacional y, sobre todo, por la nula contribución del sector exterior.

Para el próximo ejercicio, los técnicos prevén en cambio una moderación notable del IPC hasta una tasa media anual del 2,2%, con una interanual del 1,8% en diciembre. La inflación subyacente, por su parte bajaría al entorno del 2,4%.

En el apartado del saldo fiscal, los expertos consultados prevén una reducción del déficit público en los dos años proyectados. En 2022 se situaría en el 5,5% y en 2023 en el 4,8%, lo que supondría una desviación de cinco y nueve décimas, respectivamente, frente a la previsión del Gobierno. La pasada semana, la autoridad fiscal ya alertó del riesgo que supone para la economía española no rebajar drásticamente el déficit estructural en los próximos años. Sin una senda de consolidación que empiece a dar sus frutos ya en el corto plazo, la deuda pública podría dispararse a partir de 2025, llegando al 140% del PIB en menos de dos décadas.

En cuanto al mercado laboral, según el Panel, el ritmo de crecimiento del empleo se desacelerará. La estimación media para 2022 se ha reducido en seis décimas, hasta el 2,9%, mientras que la previsión para 2023 se sitúa en el 1,9%. Por su parte, la tasa de desempleo media anual seguirá bajando, hasta el 13,7% en 2022, dos décimas menos que en la anterior proyección, y al 13,2% en 2023.

Normas
Entra en El País para participar