Las sillas Panton vuelven con más color

Vitra presenta una edición limitada del icónico mueble bañado en dos tonalidades

Cuestan 1.920 euros y están inspiradas en el espacio ‘Fantasy Landscape’ que Panton creó en 1970

Panton Chair Duo.
Panton Chair Duo.

La forma curva de la Panton Chair hace que, más que una silla, parezca un fotograma de movimiento ondulante. Pero lo es, se trata de la primera silla totalmente de plástico fabricada de una sola pieza. Diseñada por Verner Panton (1926-1998) en 1959, se ha convertido en un clásico de la historia del mueble.

Su producción en serie no comenzó hasta 1967, gracias a la colaboración de Vitra, y desde su lanzamiento al mercado tuvo que pasar por varias fases de producción. De hecho, solo a partir de 1999 fue posible fabricarla respetando fielmente la idea original de su diseño: en plástico moldeado, muy resistente y con un atractivo acabado mate.

Muebles que muestran la clave visual de la instalación de Sabine Marcelis en la Vitra Design Museum Gallery.
Muebles que muestran la clave visual de la instalación de Sabine Marcelis en la Vitra Design Museum Gallery.

Ahora, la firma suiza ha decidido rendir homenaje a este icono del mobiliario del siglo XX y al arquitecto danés a través de una edición limitada de la pieza. La nueva Panton Chair Duo cuesta 1.920 euros y está disponible en cinco pares de colores contrastados, uno para la parte delantera y otro para la trasera. Estas combinaciones cromáticas entre violetas, azules, verdes, rosas, amarillos y rojos hacen referencia a la legendaria cueva Fantasy Landscape que Panton creó en 1970 para la instalación Visiona 2, en Colonia.

El diseñador era conocido por utilizar los colores como herramienta para realzar formas, motivos y emociones en busca de afectar en el comportamiento físico humano. “El enfoque principal de mi propio trabajo está en el resultado general. La interacción con el entorno es mucho más importante que con una silla o cualquier otro objeto; una habitación, un color, los muebles, los textiles y la iluminación deben considerarse como un todo. Solo se puede crear un entorno atractivo si todos sus componentes se dominan realmente”, aseguraba Panton.

Torres de Satélite, de Luis Barragán y Mathias Goeritz.
Torres de Satélite, de Luis Barragán y Mathias Goeritz.

Fantasy Landscape fue reconstruido con sus dimensiones originales en 2014 para una de las exposiciones que presentó la Vitra Design Museum Gallery. Cada año, este espacio organiza hasta 10 exposiciones sobre el diseño y la arquitectura que pueden verse en el edificio principal de Frank Gehry, en el Schaudepot de Herzog & de Meuron y en otros emplazamientos del Vitra Campus. A partir de este mayo, por ejemplo, el museo contará con dos novedades: la exposición Colour Rush! Una instalación de Sabine Marcelis y Barragán Gallery.

La primera, que podrá visitarse hasta mayo de 2023, está totalmente dedicada al color. La diseñadora holandesa Sabine Marcelis, que ha colaborado para marcas como Celine o Hem, trabajó con los comisarios de la colección para seleccionar casi 400 objetos que representan diferentes grupos de colores y se muestran contra fondos traslúcidos de distintas tonalidades. Los gradientes de color resultantes crean una experiencia inmersiva que transmite una impresionante comprensión de la colección del museo y la colorida historia del diseño moderno.

Juguete hinchable de Libuše Niklová, de la exposición de Sabine Marcelis.
Juguete hinchable de Libuše Niklová, de la exposición de Sabine Marcelis.

La segunda, más sobria, muestra el archivo del arquitecto mexicano Luis Barragán (1902-1988). De este modo, la galería presenta alrededor de 13.500 dibujos, planos y documentos, casi el mismo número de fotografías, diapositivas y negativos, así como maquetas, muebles y objetos pertenecientes al artista. Además, los visitantes cuentan con información biográfica y una cronología ilustrada sobre la arquitectura moderna en México, con el objetivo de presentar una visión general de la vida y la obra de Barragán dentro de un contexto más amplio.

La Panton Chair también es ya una obra de arte. Para quien no pueda permitirse tenerla en su casa, puede admirarla en las colecciones permanentes del Museum of Modern Art de Nueva York, el Design Museum de Londres, el Museo Histórico Alemán de Berlín y el Designmuseum Danmark de Copenhague.

Normas
Entra en El País para participar