Mercado de trabajo

Los sindicatos extenderán los conflictos laborales que ya afectan a más de un millón de trabajadores

Los convenios de sectores como las contac center, TIC, prevención de riesgos, ingenierías, consultorías y varios provinciales del metal están ya bloqueados

Manifestación del sector de la ayuda a domicilio en Sevilla.
Manifestación del sector de la ayuda a domicilio en Sevilla.

Las negociaciones de convenios colectivos en los sectores y en las empresas pueden ponerse feas. Los conflictos laborales en sectores y empresas, que ya afectan en la actualidad a más de un millón de asalariados, pueden multiplicarse en los próximos meses a cuenta, sobre todo, de las demandas salariales en un escenario inflacionista de una incertidumbre aún muy elevada.

Esa es previsiblemente la principal advertencia que van a lanzar hoy los secretarios generales de CC OO, Unai Sordo, y de UGT, Pepe Álvarez que tienen previstro reunirse para fijar las estrategias que seguirán los sindicatos en la negociación de miles de convenios en lo que resta de año, después de haber roto las negociaciones con los empresarios y que estos reclamaran este martes que los sueldos no se liguen en ningún caso a la inflación.

Precisamente, la vinculación de las subidas salariales a los precios de alguna u otra forma, fundamentalmente a través de la inclusión en los convenios de cláusulas de garantía salarial, será el principal caballo de batalla de los negociadores de los convenios por parte de los trabajadores.

Si bien, una vez superado el impass negociador durante la pandemia, el calentamiento de motores de los negociadores sindicales ha empezado ya, con numerosos conflictos abiertos en la negociación de varios e importantes convenios colectivos de muy distintas actividades. El sector servicios y el industrial concentran la mayoría de estos conflictos.

Así, por ejemplo están bloqueadas las negociaciones para renovar los convenios sectoriales de actividades de Contact Center (atención telefónica), tecnologías de información y comunicación (TICs), de prevención de riesgos laborales y de ingenierías. Estos acuerdos colectivos –que regulan las condiciones laborales de 800.000 trabajadores aproximadamente, según la federación de Servicios de CC OO– vencieron hace más de dos años y medio, antes de la pandemia, pero las pugnas entre las partes, impiden su renovación.

En el caso de las empresas del sector de Contact Center, con un salario medio mensual de 800 euros brutos, y que tras 28 meses de infructuosas negociaciones, sus trabajadores están llamados mañana, viernes, a una huelga de 24 horas, que se repetirá, de momento de forma indefinida, los siguientes meses.

En el caso del sector de las ingenierías, existe hasta una clasificación profesional con salarios por debajo del salario mínimo interprofesional. En estas actividades, CC OO denuncia que la patronal, además de no querer aplicar incrementos salaiales, “quiere imponer los contratos fijos discontinuos aunque no tienen ninguna justificación dentro del contexto del sector”. Precisalmente el desarrollo de la figura normativa de los fijos discontinuos y la ampliación de los nuevos contratos temporales de seis meses a un año, que la ley remite a la negociación colectiva y que los empresarios están muy interesados en desplegar, serán una de las bazas sindicales para presionar en materia salarial, durante estas negociaciones.

Otro de los sectores que vive actualmente un conflicto por la negociación de su convenio sectorial es el de la consultoría y estudios de mercado. En estas actividades CC OO y UGT han convocado una concentración de delegados hoy, jueves, a las puertas de la patronal (Asociación Española de Consultoría).

A todos estos conflictos del sector servicios hay que sumar otros bloqueos de convenios que ya existen en la negociación de convenios, sobre todo de la industria metalúrgica y que sumando a los anteriores elevan por encima del millón de asalariados los trabajadores afectados por estas pugnas laborales. Concretamente, existen cuatro convenios provinciales del metal con conflictos abiertos: el de La Coruña, vencido desde 2019 y con movilizaciones previstas; el de Álava, con una huelga también prevista para finales de mayo; el de Navarra y el de Barcelona, que es el que afecta a más trabajadores dentro del metal y que ya tiene judicializados los impagos de atrasos por parte de la patronal.

En este sector, el secretario de Política Industrial de la Federación de Industria de CC OO, Gerardo Cortijo, auguró muchos más bloqueos en próximas negociaciones provinciales del metal, debido a la ruptura de negociaciones para el pacto salarial entre empresarios y sindicatos. “Todas estas movilizaciones estarán ligadas a la gran manifestación en Madrid convocada por CC OO y UGT para el 21 de junio en demanda de un pacto de Estado por la inustria”, explicó Cortijo.

Normas
Entra en El País para participar