Aplicaciones

Tinder demanda a Google por las reglas de facturación en su tienda de aplicaciones

La compañía asegura ser el "rehén" de Google, a la que acusa de monopolizar el mercado de cómo los usuarios pagan por sus aplicaciones de Android

Logo de Tinder.
Logo de Tinder.

Match Group, la empresa propietaria de Tinder, la aplicación de citas más popular, ha demandado a Alphabet (matriz de Google) a la que acusa de prácticas monopolísticas por las reglas de facturación de su tienda de aplicaciones, Play Store. La compañía alega que el gigante de internet viola las leyes federales y estatales de EE UU y abusa de su poder al imponer que los desarrolladores de aplicaciones utilicen su sistema de facturación en dispositivos Android.

La demanda de Match sigue a los casos en curso presentados por el creador de Fortnite,
Epic Games, contra Apple y la propia Google. Esta compañía también acusó a estos dos gigantes tecnológicos de cobrar comisiones abusivas del 30% en sus tiendas, aprovechándose de la posición dominante que tienen ambos en el negocio de las aplicaciones para los entornos iOS (iPhone y iPad) y Android. 

El nuevo litigio llega como parte de una batalla judicial de Match, Epic Games y otras empresas para forzar a Google y a Apple a flexibilizar el control de sus respectivas tiendas de aplicaciones. Según explica el documento judicial, la demanda de Match, que la compañía ha colgado en el sitio web endthegoogletax.com, se produce después de que Google cambiara la normativa de Play Store al exigir que su familia de aplicaciones deba usar el sistema de pago del gigante de internet, que cobra hasta el 30% por las transacciones.

En otoño de 2020, Google indicó sobre las compras dentro de apps que los desarrolladores tendrían que procesar los pagos que involucran bienes y servicios digitales a través del sistema de facturación de la Play Store. Una medida que instaurará el próximo 1 de junio.

"Hace 10 años, Match Group era el socio de Google. Ahora somos su rehén", dice la demanda presentada este lunes en un tribunal federal de California. "Google atrajo a los desarrolladores de aplicaciones a su plataforma con la garantía de que podríamos ofrecer a los usuarios la posibilidad de elegir cómo pagar por los servicios que desean, pero una vez que monopolizó el mercado de la distribución de aplicaciones para Android con Google Play, aprovechando los servicios de los desarrolladores de aplicaciones más populares, trató de prohibir los servicios alternativos de procesamiento de pagos dentro de las aplicaciones para poder llevarse una parte de casi todas las transacciones en Android", continúa la demanda. 

Mientras que App Store es la única puerta de entrada para instalar contenido en dispositivos móviles de Apple, los usuarios de teléfonos inteligentes o tabletas con Android pueden descargar aplicaciones bajo su propio riesgo desde plataformas ajenas a la Play Store de Google. Pero, la demanda de Match sostiene que, a pesar de tener alternativas, los usuarios de dispositivos Android usan Play Store más del 90% de las veces para instalar contenido.

Match solicita al tribunal que ordene a Google permitir que se pueda eludir el sistema de facturación de Play Store en sus aplicaciones. También solicita una compensación por daños económicos y honorarios legales, cuya cuantía no se ha especificado.

Google ya ha contestado y asegura que Match intenta "eludir el pago del importante valor que reciben de las plataformas móviles sobre las que han construido su negocio". "Como cualquier negocio, cobramos por nuestros servicios, y como cualquier plataforma, protegemos a los usuarios contra el fraude", ha añadido. Según Alphabet, su herramienta de pago ayuda a disuadir las estafas. 

El CEO de Match, Shar Dubey, ha asegurado que esta demanda "es una medida de último recurso". "Hemos intentado, de buena fe, resolver estos problemas con Google, pero su insistencia y sus amenazas de eliminar las aplicaciones de nuestras marcas de Google Play Store antes del 1 de  junio [a menos que ofrezcan solo su sistema de pago y compartan ingresos] no nos han dejado otra opción". Según la compañía, están en juego cientos de millones de dólares en ingresos que tendrían que pagar a Google.

Aunque el gigante de internet defiende que los desarrolladores de aplicaciones pueden saltarse la Play Store y que ha rebajado las tarifas y creado otros programas para responder a sus preocupaciones, Dubey ha resaltado que eludir la tienda de Google era inviable: "Es como decir, 'no tienes que tomar el ascensor para llegar al piso 60 de un edificio, siempre puedes escalar la pared exterior'".

En la demanda, Match advierte que la mayoría de los usuarios de Tinder prefieren su sistema de pago, que permite planes de pago a plazos, transferencias bancarias y otras funciones que no ofrece Google.

Lobby a favor de un mercado justo

Match, Epic Games y otras compañías se han unido para hacer lobby a favor de un mercado justo, mientras Google y Apple se enfrentan a un mayor escrutinio legal y político sobre las comisiones y las restricciones de facturación que ambas compañías aplican a los servicios pagados en sus tiendas de aplicaciones. 

La batalla promete ser larga. En septiembre pasado, un juez federal ordenó a Apple flexibilizar las opciones de pago de su App Store, pero dijo que Epic no había podido probar que se hubieran producido violaciones a las normas antimonopolio.

El CEO de Apple, Tim Cook, cuestionó en abril las medidas para regular la tienda. Lo hizo en un discurso en Washington donde argumentó que las nuevas normas podrían amenazar la privacidad de usuarios de iPhone, según recuerda AFP. "Estamos profundamente preocupados por las regulaciones que socavarían la privacidad y la seguridad para apuntar a otro objetivo", dijo Cook en una reunión de Asociación Internacional de Profesionales de la Privacidad.

En febrero, el Comité Judicial del Senado de EE UU aprobó la Ley de Mercados Abiertos de Aplicaciones, cuyo objetivo es ampliar la competencia en el mercado de apps y limitar el control de las tiendas de aplicaciones de Apple y Google. Si este proyecto de ley sale adelante, los dos gigantes tecnológicos no podrán obligar a los desarrolladores a implementar su sistema de pago y tampoco podrán imponerles castigos por ofrecer sus apps en otros lugares con precios diferentes.

En respuesta a la presión pública, Google ha reducido a la mitad su tarifa del 30% para algunas aplicaciones, pero dijo que endurecerá sus reglas en el uso de su sistema de facturación citando preocupaciones de seguridad. Google dio como fecha límite el 1 de junio para cumplir o ser eliminado de la Play Store.

El gigante de internet también anunció el pasado marzo que ponía en marcha un programa piloto con Spotify para permitir métodos de pago alternativos en su tienda de aplicaciones. Una decisión que llegaba tras la batalla de Epic y Spotify contra las políticas de Google Play y App Store. Según Match, Google rechazó su solicitud para ser incluida en este programa.

Normas
Entra en El País para participar