Ribera sugiere que la “excepción ibérica” se retrasará una semana

España y Portugal siguen negociando con los servicios comunitarios de Competencia

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera.
La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera. Europa Press

La vicepresidenta tercera y ministra española para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, dijo este lunes que "probablemente" no dé tiempo a recibir la luz verde de la Comisión Europea para que la "excepción ibérica" sea aprobada mañana por el Consejo de Ministros y confía en que ocurra "la semana que viene".

"Estamos ultimando los detalles, no es fácil que nos dé tiempo a hacerlo mañana, porque además hoy es festivo en Madrid", argumentó en declaraciones a la prensa antes de participar en la reunión extraordinaria de ministros de Energía de la UE.

"En los próximos días tendréis noticias", subrayó, para después decir que "probablemente" no llegue a tiempo a la mesa del Consejo de Ministros de este martes y confió en que el Ejecutivo comunitario dé su aval definitivo "cuanto antes" para que pueda sea aprobada por el Gobierno la próxima semana.

España y Portugal siguen negociando con los servicios comunitarios de Competencia, bajo la dirección de Margrethe Vestager, los detalles técnicos de la propuesta para que los dos países ibéricos pongan un tope al precio del gas en el mercado de la electricidad, de forma que se traduzca en una factura reducida de hogares y empresas.

Madrid y Lisboa anunciaron la pasada semana un acuerdo político al respecto con la Comisión Europea que prevé un límite al gas durante doce meses que en las primeras semanas será de 40 euros por megavatio y hora (MWh) y suba progresivamente hasta una media en todo el periodo de 50 euros MWh.

Entre tanto, la reunión extraordinaria de los titulares de Energía de los Veintisiete estará dedicada a abordar las consecuencias del corte de suministro de gas por parte de Rusia a Polonia y Hungría, así como a seguir debatiendo la hoja de ruta para desprenderse de la dependencia en los combustibles fósiles de Moscú.

Ribera destacó la importancia de que el bloque siga actuando con "unidad" y solidaridad", así como que mejore su "capacidad de coordinación" para ayudar a aquellos Estados miembros que son más "vulnerables" a las decisiones energéticas del Kremlin por tener mayor dependencia en sus hidrocarburos.

Ese será, dijo, el "núcleo central" de la reunión extraordinaria de los ministros europeos de Energía, que se centrarán en medidas para reducir la dependencia en Rusia y "no tanto" en definir el nuevo paquete de sanciones de la UE a Moscú, que podría incluir algún tipo de embargo al petróleo pero que no es objeto del encuentro de este lunes.

Normas
Entra en El País para participar