Canarias

A la caza de tecnólogos: la profesión del pleno empleo en las islas por la que las empresas “matan”

La mitad de las ofertas que llegan a los servicios de empleo están relacionadas con las tecnologías de la información y comunicación, y un alto porcentaje queda sin cubrir

A la caza de tecnólogos: la profesión del pleno empleo en las islas por la que las empresas “matan”
Santa Cruz de Tenerife

La tasa de paro en Canarias se sitúa en el 18,9%, la segunda más alta de España de acuerdo con los datos del INE referidos al último trimestre de 2021. La de desempleo juvenil, en el 52%, a la cabeza de todas las comunidades del país —cinco puntos por encima de la siguiente, Extremadura—. Y en medio de ese gris panorama, se cuela un rayo de esperanza, el de los tecnólogos, una profesión que registra pleno empleo en las islas. La cara: suponen más de la mitad de las ofertas de trabajo que se publican en el archipiélago. La cruz: a causa de escasez de profesionales STEM (acrónimo en inglés para referirse a los de los campos de las matemáticas, la ciencia, la tecnología y la ingeniería), un alto porcentaje queda sin cubrir.

“Desde antes de la pandemia ya se notaba esa necesidad de profesionales en el sector de la tecnología, no solo en Canarias, sino a nivel nacional y global”, señala la gerente del Clúster de Excelencia Tecnológica de Canarias, Ana Torrent. Apunta que, en los últimos dos años, “todos hemos adelantado la transformación digital, y cualquier empresa, independientemente del sector, necesita personas con competencias digitales y tecnológicas, lo que ha hecho que todavía se acentúe más la falta de profesionales. En Canarias, estamos en un momento en el que cualquiera que tenga esas competencias va a encontrar trabajo”, añade. No solo eso. La “nueva normalidad” tras la pandemia también ha hecho que muchos jóvenes canarios estén teletrabajando para compañías internacionales, y que, a la inversa, empresas de las islas tengan que contratar profesionales de Europa o Sudamérica para que les presten ese servicio, al no encontrarlos aquí.

Desde el Gobierno regional se palpa esa realidad. “Hay muchísimos problemas para reclutar talento por parte de las empresas. Es patente la dificultad de casar esa oferta con la demanda porque no tenemos perfiles inscritos como demandantes de empleo con esas particularidades tecnológicas”, indica la directora del Servicio Canario de Empleo, Dunnia Rodríguez. Los datos que aporta son contundentes. Solo en marzo de 2022, el número de contratos relacionados con perfiles de técnico de tecnologías de la información y la comunicación en el archipiélago han aumentado un 64% respecto al mes anterior, mientras que la variación anual se sitúa en un 82,6%.

¿Cómo hacer frente a ese crecimiento y aprovecharlo para favorecer la empleabilidad? “Tenemos la obligación de adaptar la oferta a la demanda. Ahora mismo estamos en un proceso de conformar la oferta formativa para los años 2022-2024, y lo estamos haciendo con la participación de agentes sociales y económicos, y con todo el tejido productivo de todas las islas”, añade Rodríguez, quien especifica que en el plan que se apruebe para ese periodo tendrán un gran peso las formaciones relacionadas con el desarrollo tecnológico y de software, los diseñadores gráficos digitales, los especialistas en big data, en ciberseguridad, en blockchain, en inteligencia artificial, cloud computing o robótica. Unas formaciones que irán dirigidas a personas desempleadas y también a ocupadas que quieren especializarse (en un 30%), y que se realizan tanto a través de la consejería de Educación como de los centros privados de formación que se presentan a las convocatorias de solicitud de subvenciones realizadas por el Ejecutivo autonómico.

Reboot Academy

En el mundo de la formación de tecnólogos, las islas cuentan con un centro que, desde hace ocho años, forma con un novedoso método en programación para el desarrollo de aplicaciones web: Reboot Academy. Fernando Martín, su director, indica que “lo que hemos hecho es crear los bootcamp, con una formación que va directamente al grano de lo que hace falta para ser productivo y arrancar una carrera profesional. Es una formación muy práctica cuyo curriculum estamos continuamente actualizando para cubrir las necesidades específicas del sector”. Martín explica que los alumnos que llevan a cabo las formaciones responden a perfiles muy variados: reponedores de supermercado, amas de casa, abogados…, “gente que quiere cambiar de vida y se le da la oportunidad de resetear la carrera”. Y en tres meses, lo consiguen. La tasa de empleabilidad de sus alumnos lo demuestra: un 90%. Además, aquellos estudiantes que pasen las pruebas de cualificación no tienen que abonar nada por la formación hasta que empiecen a trabajar. “Tenemos tanta demanda que estamos segurísimos de que el alumno va a encontrar empleo. Y si no lo encuentra, no tiene que pagar nada”.

Educación

Seguimiento. La Fundación Universitaria de Las Palmas realiza un seguimiento diario de las ofertas que se publican en los portales de empleo en el ámbito regional. Solo en el último año han registrado más de 3.200 vacantes relacionadas con profesiones STEM, señala el vicegerente de esta institución, Fabián Palmés.

Plazas sin cubrir. Desde la Fundación, que también cuenta con un portal de empleo propio, constatan que las ofertas relacionadas con perfiles tecnólogos han crecido “una barbaridad” en los últimos 12 meses, y lo peor, que el 60% de ellas se quedan desiertas.

Formación. Palmés explica que la Fundación Universitaria de Las Palmas ofrece formaciones específicas en este campo, no solo a perfiles tecnológicos. El reto es claro: “Demostrar que también las personas sin titulaciones previas pueden llegar a trabajos como tecnólogos”.

Normas
Entra en El País para participar