Guerra en Ucrania

¿Qué pasaría en la economía y la Bolsa en el peor de los escenarios?

Si la OTAN se involucrara en la guerra, Pictet calcula una contracción en Europa del 4% y un desplome del 30% de la Bolsa global

Manifestación contra la guerra en Ucrania en la puerta de Brandenburgo, Berlín.
Manifestación contra la guerra en Ucrania en la puerta de Brandenburgo, Berlín.

La invasión de Ucrania por parte de Rusia ha echado por tierra todas las previsiones de crecimiento, inflación y rentabilidades de los activos que se manejaban para 2022. La guerra ha disparado la incertidumbre y los inversores buscan refugio a toda cosa, sin que se sepa a día de hoy cuál va a ser el alcance del conflicto y su dimensión económica.

En Pictet dan un 50% probabilidades a que haya una remisión en la escalada del conflicto, con alto el fuego y conversaciones constructivas en cuestión de semanas, y en el que la renta variable mundial sería la gran beneficiada. Podría responder con un alza del 15 % para fin de año, impulsada por 10 % de aumento de los beneficios, especialmente las acciones de valor cíclico.

Pero también avanza sus estimaciones para el peor de los casos, en el que el conflicto se amplía a la OTAN, que se involucra en el conflicto de forma explícita, y al que da una probabilidad del 20%. "Occidente establecería un bloqueo comercial a gran escala y Rusia respondería recortando el suministro de energía. El resultado podría ser una recesión global, en la que la economía de la euro zona se contrae 4% y en EEUU un 0,5%", explican Luca Paolini, estratega jefe y Arun Sai, estratega multiactivos de Pictet AM.

En este escenario las acciones pueden caer un 30% y los beneficios un 25%. La rentabilidad del bono del Tesoro de EEUU a diez años podría reducirse hasta 0,8 %, según las estimaciones de Pictet. A medida que se desarrollase una recesión y los inversores buscasen protección los bonos del gobierno, acciones defensivas y el oro se verían beneficiados.

La gestora añade que, en este escenario extremo, los exportadores de materias primas de mercados emergentes incluyendo América Latina y Medio Oriente tienen probabilidades de beneficiarse. "Asia, a primera vista, puede perder algo, dado que es uno de los mayores importadores de materias primas. Sin embargo, el impacto puede ser relativamente limitado. Por su parte China e India siguen siendo economías muy autodirigidas y pueden ofrecer estabilidad en esta crisis, en particular las acciones "A" chinas, que han mostrado correlaciones menores con otras regiones en tiempos de mayor riesgo geopolítico".

Pictet AM da otro 30% de probabilidades a un conflicto arraigado en Ucrania, sin intervención de la OTAN. Una guerra de desgaste contra Rusia. En ese caso, estima que se produciría una leve recesión en Europa, con contracción de la producción económica un 1,5% en 2022 en Europa y crecimiento del PIB de EEUU desacelerado hacia su tendencia a largo plazo del 2%. Las acciones globales caerían 10 % adicional, al igual que los beneficios. La rentabilidad de los bonos del Tesoro a diez años se situaría a final del año en alrededor del 1,7 %. "El BCE mantendría el sesgo de flexibilización y la Reserva Federal aliviaría el ritmo de ajuste, con algunas alzas de tipos de interés. Esto implica cierta estanflación, donde materias primas, acciones estadounidenses y de alta calidad pueden comportarse mejor", señala.

Normas
Entra en El País para participar