Rusia recrudece su ofensiva y bombardea Kiev

Un ataque a la torre de televisión de Kiev deja al menos cinco muertos, según el presidente de Ucrania

Rusia, presionada por las sanciones occidentales, ha bombardeado en el sexto día de la guerra contra Ucrania varias ciudades y ha reforzado sus tropas cerca de la capital, donde espera una kilométrica columna de vehículos la orden de ataque. También este martes ha efectuado un ataque quirúrgico contra la torre de televisión de Kiev.

La orden de ampliar la ofensiva dada por el presidente ruso, Vladímir Putin, se ha hecho notar en todos los frentes: el sur, el norte y el este, con el ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigú, advirtiendo de que Rusia continuará la "operación especial" iniciada en Ucrania el pasado 24 de febrero hasta que "alcance sus objetivos".

Ya el lunes Putin dejó claro que solo detendrá la invasión si se toman en cuenta los "legítimos intereses de Rusia en materia de seguridad, incluyendo su soberanía de Crimea", península ucraniana anexionada en 2014, así como la "desmilitarización y desnazificacion" de Ucrania y un estatus neutral de ese país con respecto a la OTAN.

El titular de Exteriores, Serguéi Lavrov, ha recordado además en un videomensaje ante la Conferencia de Desarme de la ONU que hay otras exigencias que deben resolverse antes de parar la ofensiva contra Ucrania, que siguen siendo las garantías de seguridad que pidió Rusia a EEUU y la OTAN para impedir la ampliación de la Alianza y el emplazamiento de armas ofensivas cerca de las fronteras rusas.

"Ya es hora de que las armas nucleares estadounidenses se las lleven a casa y la infraestructura asociada en Europa se desmantele por completo", ha señalado el jefe de la diplomacia rusa, que no pudo viajar a Ginebra debido a las sanciones.

En paralelo, las autoridades ucranianas han decidido endurecer el toque de queda en Járkov, la segunda ciudad ucraniana, ante el aumento de los ataques de la aviación rusa. "En Járkov, que sufre bombardeos de los invasores rusos, el toque de queda estará vigente entre las 16.00 y las 06.00 horas", ha señalado la Rada Suprema (el Parlamento ucraniano) en Telegram.

Este martes un nuevo bombardeo en Járkov, ubicada a escasos kilómetros de la frontera rusa, ha dejado al menos 10 muertos y 35 heridos. El objetivo del ataque en Járkov fue la sede de la administración regional, según ha denunciado este martes el asesor del Ministerio del Interior Anton Gerashchenko.

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, denunció el lunes por la noche que los ataques rusos en Ucrania no cesaron ni durante las conversaciones sobre la paz. Zelenski también calificó de "crimen de guerra" los bombardeos de Járkov, donde no hay objetivos militares, según explicó.

"Definitivamente habrá un tribunal para ese crimen. Uno internacional. Es una violación de todas las convenciones", dijo Zelenski en un mensaje de vídeo.

Rusia niega haber atacado instalaciones civiles en Ucrania, aunque los bombardeos que comenzaron el 24 de febrero han dejado ya más de un centenar de víctimas entre la población ucraniana, según la ONU, y más de 350, según fuentes locales.

Normas
Entra en El País para participar