Consejero delegado de Banca March

José Luis Acea: “Es una bendición tanta competencia en banca privada en España”

“Nuestra idea es que los 90 banqueros que gestionan la cartera de banca privada de BNP en España que hemos comprado se queden con nosotros”

“Desde 2016 tenemos alternativas para los clientes de sicavs dependiendo de su perfil” 

José Luis Acea, consejero delegado de Banca March
José Luis Acea, consejero delegado de Banca March

José Luis Acea fue nombrado consejero delegado de Banca March en julio de 2016. Su designación se produjo justo un  año después de que se nombrase a Juan March de la Lastra  presidente de la entidad. Desde entonces, uno de sus objetivos fue dar un giro de 180 grados a la estructura y organigrama de la entidad. La firma balear eliminó sus redes pseudoagenciales y filiales al considerarlas un riesgo reputacional. Ahora Banca March acaba de comprar la cartera de banca privada de BNP en España, que asciende a 3.600 millones de euros. Cuando se le pregunta por qué no ha participado en otras operaciones que se han llevado a cabo en el sector en los últimos meses Acea responde: “No compramos para crecer. Somos muy selectivos. Algún día se valorará nuestra estrategia firme, que no ha cambiado en estos años, ni con la pandemia”.

Banca March acaba de comprar la cartera de BNP Paribas de banca privada en España. ¿Qué les aporta esta operación?

Tenemos capacidad para seguir creciendo orgánicamente en España. No necesitamos comprar para crecer. Por eso solo nos interesan operaciones muy concretas. A BNP Paribas ya le compramos en 2018 una cartera por 550 millones de euros, y ahora se ha presentado otra oportunidad. Es una operación con mucho sentido para Banca March. Ya el proceso de selección fue muy relevante, ya que se ponía de manifiesto la solvencia y calidad del banco, sus servicios, su reputación y la importancia que tiene el cliente para el banco.

¿Los banqueros que gestionan en BNP esa cartera pasarán ahora a Banca March?

Sí. Son 90 banqueros que esperemos que se queden con nosotros. Sumaremos así 230 banqueros y ningún agente. Trabajamos sin agentes. Esa es una diferencia de nuestro banco. Nosotros formamos a banqueros. Estamos comprometidos con la formación. Con la compra de la cartera de BNP, que aporta alrededor del 15% de nuestros activos en banca privada, sumaremos casi 23.500 millones de euros en esta pata del negocio. Nos colocamos ya entre los seis primeros de España. Estamos justo después de los cinco grandes en el ranking de activos en banca privada. Y esperamos que no se vaya ningún cliente, como ocurrió en la anterior compra, que no hubo ninguna fuga de clientes. Están todos con nosotros.

No cotizar es una tranquilidad y una ventaja para una empresa familiar como Banca March. No estas sometido a los vaivenes del mercado

¿Por qué es tan competitivo ahora el segmento de mercado de banca privada?

En España, en general, el sector financiero es muy competitivo. Y en concreto, el de banca privada tiene mucho sentido estratégico para todos los bancos. Cada vez más españoles piden asesoramiento porque se ahorra más. La banca privada es un nicho de valor incuestionable, pero el éxito se gana haciéndolo bien. De cualquier forma, es una bendición que el mercado sea tan competitivo. Y nosotros tenemos mucho que decir en este segmento.

¿El cliente reclama ahora más llevar su dinero a Luxemburgo?

Luxemburgo es una solución más para los clientes, incluidos ahora los de las sicavs. Pero no detectamos más demanda. En Luxemburgo, país en el que estamos desde 2012, tenemos un crecimiento del 15%, lo mismo que el banco en España.

No tenemos intención ahora de expandirnos fuera de España o Luxemburgo. Tenemos mucho que hacer aquí

En abril de 2021 el banco fichó a Miguel Matossian, tras abandonar Credit Suisse en España, como consejero asesor para la expansión internacional de la entidad. ¿Desde entonces no ha encontrado ninguna oportunidad de compra fuera de España o no les interesa?

Nuestra estrategia es crecer orgánicamente. No nos obsesiona el tamaño. Solo nos obsesiona la visión a largo plazo. Somos muy selectivos con las compras. No hacemos una operación para crecer. No compramos para tener una masa crítica. Las adquisiciones nos tienen que encajar, y la cartera de BNP coincide con la estructura de Banca March. Nos queda mucho por hacer y crecer en España y Luxemburgo. No tenemos intención ahora de expandirnos fuera. Aunque analizamos y analizaremos las oportunidades que se presenten en el mercado. Somos un banco diferente. El 66% de nuestros ingresos proceden del negocio especializado como es asesoramiento, banca privada y gestión de activos. Cerramos 2021 con un volumen de negocio en banca privada y patrimonial de 19.600 millones d euros, con un crecimiento del 17%, y el número de clientes avanzó un 15%. En el conjunto el conjunto del banco la captación neta de activos fue de 3.000 millones, duplicando a lo presupuestado. Nuestra morosidad es solo del 1,9%, la más baja del sector. Y todas las áreas y segmentos cumplieron presupuestos de captación de clientes y creciendo incluso en 2020. Tenemos mucho recorrido en España aún. Y pese a todo lo que ha ocurrido, estamos cumpliendo todos los objetivos de nuestro plan estratégico en solvencia, clientes y crecimiento de activos, pese al Covid. Y para 2022 esperamos crecer como en años anteriores, entre el 15% y el 20%.

¿Pero el cambio de fiscalidad de las sicavs no les está afectando negativamente?

No. Nosotros desde 2016 tenemos alternativas para los clientes de sicavs dependiendo de su perfil. Les facilitamos los cambios. Estamos preparados para que el cliente se adapte a la nueva normativa. Además, por fin hay un entorno regulado, lo que despeja las dudas existentes en estos últimos años. Tenemos proyecto y una estrategia firme.

Banca March es una de las dos entidades bancarias familiares en España (solo quedan Banca March y Banca Pueyo), ¿en algún momento se ha planteado salir a Bolsa?

El discurso de Banca March está más centrado en la empresa familiar. Y se nota en el trato con los clientes. El banco no está obsesionado con su valor. Cotizar conlleva unas exigencias a veces muy cortoplacistas, y nuestra estrategia es a largo plazo. No cotizar para el banco es una tranquilidad y una de las ventajas de una empresa familiar porque no estás sometido a los vaivenes de los mercados. Los accionistas de Banca March tienen 1.000 millones de euros invertidos en la entidad y todos los proyectos que se les propone a los clientes ya han sido probados antes por los accionistas.

¿Qué opina el banco de las criptomonedas?

Nuestros clientes no están demandando invertir en criptomonedas. Analizamos lo que ocurre en el mercado, pero no planeamos asesorar o entrar en estos activos por el momento.

Normas
Entra en El País para participar