Botín ganó la cifra récord de 12,2 millones en 2021 en Santander

Es, tras Sánchez Galán, la retribución más alta recibida por un directivo del Ibex en España en 2021 de las dada a conoces hasta ahora

Ana Botín, presidenta de Banco Santander
Ana Botín, presidenta de Banco Santander

La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, ganó 11,44 millones de euros en 2021, un 15 % más que antes de la pandemia, aunque si se incluye una aportación diferida correspondiente a 2017, su remuneración total llegó a 12,29 millones, un 23 % más que en 2019 y un 51% más que en el año de la pandemia al renunciar a la retribución variable como reclamó el BCE. Este salario es récord en el banco, y en la banca española, y eso pese a las críticas del Gobierno que ya el pasado año se quejó de los elevados sueldos de los banqueros en tiempos, además, en los que los bancos estaban  llevando a cabo importantes ERE.

Solo Ignació Sánchez Galán, presidente de Iberdrola ha superado este salario en 2021 de las publicadas hasta el momento, tras ganar en 2019 unos 13,2 millones de euros al incluirse todos los complementos.

Este año la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz también criticó los salarios de los directivos del Ibex.

 La comparativa del salario de Ana Botín se hace respecto a 2019 porque en 2020, tras el estallido de la pandemia, el banco redujo los “bonus” y la cúpula renunció a la mitad de su retribución, hasta el punto de que Botín ganó 6,8 millones,un 40,5% menos que los 11,44 millones de 2021, si se excluye esa aportación diferida de 2017.

De esos 11,44 millones, Botín recibió 9,06 millones entre salario fijo, variable y dietas, a los que hay que sumar un millón en conceptode otras remuneraciones y una aportación de 1,04 millones a la hucha para su jubilación.

 La máxima ejecutiva de Santander acumula en su plan de pensiones más de 48 millones de euros a cierre de 2021.

Por su parte, el consejero delegado y “número dos” de la entidad, José Antonio Álvarez, ganó 9,16 millones en 2021, un 11% más que antes de la pandemia, que se eleva a 9,73 millones, un 18% más que en 2019 y un 41% más que en 2020, si se incluye la retribución diferida correspondiente a 2017.

De esos 9,73 millones, Álvarez recibió 6,51 millones entre salario fijo, variable y dietas, a los que hay que sumar 1,54 millones en concepto de otras remuneraciones y una aportación de 0,78 millones a su plan depensiones, que a cierre de 2021 rondaba los 19 millones. El aumento de las retribuciones tanto de la presidenta como del consejerodelegado del Santander respecto a 2019 está por debajo de la subida del24,6 % que experimentó el beneficio atribuido del grupo en el mismo periodo,hasta llegar a 8.654 millones de euros.

Sergio Rial, el que fuera número uno de Brasil, recibió 8 millones de euros hasta que dejó sus funciones ejecutivas a finales del pasado ejercicio.

El consejo de administración del Banco Santander en su conjunto obtuvo,sin embargo, una remuneración de 26,49 millones en 2021, un 2,58 % menos que en 2019.

La subida de los salarios se produce tras la mejora de los beneficios del banco, que cerró 2021 con  un resultado récord en una década de 8.124 millones de euros, frente a las pérdidas de 8.771 millones que registró en 2020 como consecuencia de la pandemia y varios ajustes contables.

Normas
Entra en El País para participar