BCE

Guindos: "Necesitamos regulación en los criptoactivos, el inversor no sabe qué hay detrás"

El vicepresidente del BCE advierte del impacto de la tensión en Ucrania sobre el precio de la energía y sugiere una revisión de las previsiones de inflación en la cita de marzo

Luis de Guindos, vicepresidente del BCE
Luis de Guindos, vicepresidente del BCE

El vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, se ha sumado hoy a las advertencias sobre el riesgo para la estabilidad financiera que pueden llegar a suponer los criptoactivos y ha defendido la urgencia de su regulación. Además, ha puesto de relieve que se trata de activos "de los que no se sabe cuáles son los fundamentales que hay detrás" y que generan "muchas dudas". "En una acción o un bono sí se conocen los fundamentales que los sustentan", ha explicado.

Para Guindos, el tamaño actual del mercado de criptoactivos no representa en este momento una amenaza para la estabilidad financiera. Pero ha apuntado que "si sigue creciendo a esta velocidad y conectando con el resto del sistema financiero, con la concesión de créditos para la adquisición de criptoactivos, puede llegar a ser un riesgo. Necesitamos regulación". Ha aludido además al papel que estos activos juegan en el blanqueo de capitales y en otras actividades delictivas como la financiación del terrorismo.

El vicepresidente del BCE ha realizado estas declaraciones durante su intervención en el II Observatorio Financiero organizado por El Español e Invertia, en el que ha señalado que la actual tensión bélica en Ucrania supone un riesgo limitado en cuanto a la exposición directa de los bancos de la zona euro a la región -Rusia y Ucrania-, pero sí es un elemento de inquietud de forma indirecta por su efecto sobre la inflación, ante el alza del precio del petróleo y el gas. "Tiene un impacto notable en el sentimiento del mercado y en cómo afecta al precio de la energía", ha señalado.

A propósito de la inflación, ha reconocido que "todos los analistas económicos hemos infraestimado en 2021 la evolución de la inflación". Y ha sugerido de hecho que el BCE revisará al alza sus previsiones de IPC en la próxima reunión de su consejo de gobierno, dentro de dos semanas. "La Comisión Europea ya las actualizó al alza", ha apuntado, en alusión a la estimación de un IPC para la zona euro este año del 3,9%, frente al 3,2% de la previsión del BCE anunciada en diciembre.

"Veremos los datos y proyecciones y reajustaremos si ha lugar el volumen de las compras de activos", ha afirmado Guindos sobre la próxima reunión de marzo, insistiendo en que una posible alza de tipos solo llegaría una vez concluido el plan de compras netas de deuda. "El mercado a veces acierta y a veces se equivoca", ha zanjado a propósito de la fuerte expectativa de subida de tipos en la zona euro este año.

Prima de riesgo y Sareb

Guindos también ha apuntado a que el final de las compras de deuda del BCE traerá primas de riesgo más elevadas. "Los países del euro, en especial los más endeudados, tendrán que hacerle frente con políticas fiscales que sean creíbles", ha advertido.

El volumen de deuda soberana española ha aumentado después de que se haya incorporado a su cómputo los 35.000 millones de la deuda de Sareb, el banco malo de activos tóxicos creado durante la pasada crisis financiera, en la que Guindos fue ministro de Economía. El vicepresidente del BCE ha defendido la utilidad de su creación, pese a la nacionalización de esa deuda, y el papel de Sareb en el saneamiento del sistema financiero español, para el que ha abogado por la aceleración de las ventas que permitan amortizar así la mayor parte de deuda posible. "Sareb ha sido muy útil para el sistema financiero español, que hoy día no presenta dudas. Si Popular en su día hubiera traspasado a Sareb sus activos tóxicos se habría salvado", ha señalado.

Además, ha descartado que haya riesgo de burbuja inmobiliaria en España. "España no es de los países donde haya habido incrementos más importantes de los precios de la vivienda, hay una recuperación del mercado inmobiliario. El caso de España es mucho más moderado, pero hay otros países en la zona euro donde esa sobrevaloración empieza a ser más visible y bastante más tangible", ha advertido.

Normas
Entra en El País para participar