Perú impone dos nuevas multas a Repsol por 211.000 euros tras el derrame

La Autoridad Ambiental peruana ha iniciado tres procesos administrativos sancionadores que podrían derivar sanciones por 14,3 millones de dólares

Trabajadores, durante la limpieza del derrame petrolero en Perú.
Trabajadores, durante la limpieza del derrame petrolero en Perú. AP

El Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), adscrito al Ministerio del Ambiente de Perú, ha impuesto este martes dos nuevas multas coercitivas contra Repsol por casi 240.000 dólares (unos 211.961 euros) por haber incumplido las medidas administrativas dictadas tras el derrame de crudo ocurrido hace justo un mes, el pasado 15 de enero.

Según informó este martes el organismo fiscalizador, estas dos multas se suman a la primera sanción del 10 de febrero y derivan de las medidas impuestas por el OEFA el 18 de enero, cuando dio un plazo de entre tres y ocho días para que Repsol cumpla con la identificación de las zonas afectadas por el derrame, la limpieza y la contención del crudo.

Cada multa equivale a 100 Unidades Impositivas Tributarias (unos 120.000 dólares), por lo que el monto total que la compañía española deberá pagar asciende a 1.380.000 soles (unos 358.800 dólares).

Además, el OEFA también inició tres procesos administrativos sancionadores que podrían derivar en otras tres sanciones por 55,2 millones de soles (unos 14,3 millones de dólares).

En total, la autoridad ambiental peruana impuso 14 medidas a Repsol para garantizar la identificación y limpieza de la zona afectada, así como la adecuada gestión de los residuos sólidos y el rescate de la fauna contaminada en las áreas naturales protegidas, entre otros.

El derrame ocurrió hace justo un mes cuando el buque petrolero italiano Mare Doricum descargaba el hidrocarburo de la terminal 2 de la refinería La Pampilla, que opera Repsol en el municipio de Ventanilla.

A raíz de esta fuga, el litoral peruano recibió el vertido de unos 10.396 barriles de crudo, según datos de Repsol, mientras que las autoridades peruanas aseguran que fueron 11.900 barriles.

La empresa española indicó este lunes que los trabajos de limpieza ya lograron avanzar en un 76% del área afectada, que según sus propios datos fue de 105 kilómetros cuadrados.

Así, Repsol se dispone a entrar en la etapa final de limpieza de playas, que espera concluir durante este mes, mientras que en marzo terminará la labor en zonas que requieren trabajos más minuciosos, como acantilados, zonas rocosas y arrecifes.

Para ello, la compañía desplegó un equipo de más de 2.500 personas y viene dando soporte a más de 2.800 personas que integran más de 30 colectivos de pescadores y comerciantes de las zonas afectadas, mientras continúan las labores de rescate de animales.

Según el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp), en las áreas naturales protegidas afectadas por la catástrofe ecológica se han registrado más de 950 aves cubiertas de petróleo, de especies como el cormorán, el guanay, el piquero peruano, el pelícano
o la gaviota peruana.

Hasta el 9 de febrero, el Sernanp halló 208 aves muertas, mientras otras 56 fueron rescatadas.

Normas
Entra en El País para participar