El Gobierno de Perú paraliza la carga y descarga de la refinería de Repsol que sufrió un derrame el 15 de enero

La empresa asegura que colaborará con las autoridades para reabrir refinería "lo antes posible"

Una persona trabaja en la limpieza de una playa en Perú, contaminada por el derrame de petróleo de la refinería La Pampilla, operada por Repsol.
Una persona trabaja en la limpieza de una playa en Perú, contaminada por el derrame de petróleo de la refinería La Pampilla, operada por Repsol. Reuters

El Gobierno de Perú ha paralizado este lunes las actividades de carga y descarga de barcos petroleros en la Refinería La Pampilla, operada por Repsol, después de que el pasado 15 de enero se produjese un derrame al mar de al menos 10.396 barriles de crudo. El derrame se produjo al soltarse o desprenderse presuntamente la plataforma de colectores, en coincidencia con un nivel inusitado del mar a causa del tsunami generado por la erupción volcánica en Tonga. La refinería es la mayor del país, y procesa a diario unos 120.000 barriles de petróleo. Abastece al 40% del mercado peruano, según Repsol.

La empresa ha asegurado que "continúa centrando todos los recursos y esfuerzos en las tareas de limpieza del derrame y apoyo a las poblaciones y la fauna afectada" pese a no compartir la resolución del Gobierno "por considerarla desproporcionada e irrazonable". Con todo, ha destacado su plena disponibilidad para colaborar.

 El ministro de Ambiente de Perú, Rubén Ramírez, considera que "Repsol no ha dado la certeza de que pueda afrontar un nuevo derrame" desde la Refinería La Pampilla, la de mayor volumen del país, que procesa diariamente unos 120.000 barriles de crudo. Ramírez ha señalado que esta paralización se mantendrá hasta que la empresa brinde a las autoridades nacionales "las garantías técnicas de que no se va a producir otro daño en el mar de los peruanos".

Ramírez dijo que esta paralización se mantendrá hasta que la empresa brinde "las garantías técnicas de que no se va a producir otro daño en el mar de los peruanos", lo que incluye la modificación de los planes de contingencia con acciones más drásticas. Informó de que Repsol también deberá presentar "un plan de gestión ante derrames de hidrocarburos en mar" y sus instalaciones tendrán que ser certificadas nuevamente por las autoridades competentes para validar su integridad.

 

Visita del secretario de Estado español para Iberoamérica y el Caribe

El secretario de Estado para Iberoamérica y el Caribe, Juan Fernández Trigo, llegará este miércoles a Perú para evaluar la situación del derrame de petróleo de la refinería de Repsol. Fuentes de la embajada de España informaron este lunes a Efe, que Fernández Trigo arribará a la capital peruana por la mañana del miércoles y de inmediato visitará la refinería La Pampilla, junto con representantes de la empresa, entre ellos su director ejecutivo en Perú, Jaime Fernández-Cuesta.

En el lugar se "hará una evaluación" del vertido que se produjo desde la refinería, ubicada en el distrito de Ventanilla, en la provincia del Callao, colindante con Lima Metropolitana. Además, el secretario de Estado planea reunirse con altas autoridades del Gobierno peruano antes de volver a España durante la tarde del jueves.

Esta será la segunda visita que hará Fernández Trigo a Perú, desde que en julio pasado asumiera como presidente del Gobierno peruano Pedro Castillo, ya que en noviembre último se reunió en Lima con el canciller, Óscar Maúrtua; la ministra de Cultura, Gisela Ortiz, y otras autoridades.

Normas
Entra en El País para participar