ING ganó 4.776 millones de euros en 2021, casi el doble que en 2020

La entidad pagará un dividendo de 0,41 euros por acción con cargo a los resultados de 2021

Sede de ING, en Madrid.
Sede de ING, en Madrid.

El banco neerlandés ING obtuvo un beneficio neto de 4.776 millones de euros en 2021 impulsado por el aumento de los ingresos a finales del ejercicio, un resultado un 92% superior a los 2.485 millones de euros del año anterior, según ha informado este jueves la entidad.

En el cuarto trimestre del año pasado, las ganancias netas ascendieron a 945 millones de euros, un incremento del 30% respecto al mismo periodo de 2020, que la empresa atribuye a esta mejora de los ingresos por tasas y comisiones, a pesar del aumento de las provisiones y costes asociados a riesgos.

El banco destinó en concreto 346 millones de euros a provisiones en los tres últimos meses del año, incluyendo 130 millones para reflejar la incertidumbre sobre la recuperación y el valor de ciertos activos.

Y entre los gastos figuran 141 millones en costes de reestructuración ligados a su salida del mercado minorista en Francia.

Los ingresos, por su parte, ascendieron a 4.624 millones de euros en el último trimestre, un 10,9% más que en el mismo periodo del año anterior, mientras que en el conjunto del año sumaron 18.490 millones, un 4,8% superior a la cifra de 2020.

La mayor parte de los mismos (3.374 millones en el cuarto trimestre y 13.615 millones en el conjunto del año) se generaron por los intereses, aunque estos se mantuvieron casi estables en relación al año anterior.

Los ingresos por tasas y comisiones, sin embargo, se incrementaron un 16,8% en el trimestre, hasta los 925 millones en el trimestre, y un 20% en el año, hasta los 3.517 millones.

El volumen de préstamos aumentó un 4,8% en 2021, hasta los 632.800 millones, y el de préstamos subió un 1,3%, hasta los 617,3 millones.

Por otro lado, la rentabilidad sobre recursos propios (ROE) creció hasta el 9,2% y el ratio de capital de máxima calidad (CET1) mejoró hasta el 15,9%, frente al 4,8% y 15,5% registrados, respectivamente, al cierre de 2020.

"Estoy contento con nuestro resultado. A pesar de las difíciles condiciones que han afectado a nuestros clientes, compañeros y sociedad -de la pandemia hasta las presiones en la cadena de suministro, los crecientes precios de la energía y la inflación- hemos logrado buenos resultados", dijo en un comunicado el consejero delegado del banco, Steven van Rijswijk.

Destacó el aumento de los volúmenes de préstamo y el "fuerte aumento" de los ingresos al final de 2021, que consideró "un signo de mayor confianza en la economía".

ING pagará un dividendo de 0,41 euros por acción con cargo a los resultados de 2021, teniendo en cuenta el dividendo intermedio de 0,21 euros por título que ya abonó en octubre.

Normas
Entra en El País para participar