A fondo

Ni la escasez de chips hace flaquear a Apple

Conocida por su destreza en la cadena de suministro, logra elevar sus ingresos un 11% y un 20% sus ganancias en el trimestre

Logo de Apple en una tienda de la compañía en Múnich.
Logo de Apple en una tienda de la compañía en Múnich.

Nada hace flaquear a Apple. El fabricante del iPhone subió este viernes un 7% en Bolsa tras anunciar el jueves cifras récord en su primer trimestre fiscal y batir las previsiones de los analistas. El mercado aplaudía así los logros cosechados una vez más por el gigante de Cupertino, que ha demostrado su capacidad para surfear una contracción de la oferta global durante el crucial trimestre de la campaña de Navidad: entre octubre y diciembre ganó 34.630 millones de dólares, un 20% más que en el mismo trimestre del año anterior, y registró ingresos récord de 123.940 millones de dólares, un 11% más.

Los resultados muestran que ha salido airosa de la falta de chips y los problemas en la cadena de suministro. Según Lucas Maestri, responsable de finanzas de Apple, esta situación le han costado a la empresa más de 6.000 millones en ingresos, una cantidad similar a la del trimestre anterior, cuando los inversores esperaban un impacto de 10.000 millones, a tenor de los comentarios previos de la multinacional.

Tim Cook, CEO de la compañía, aseguró, además, que los problemas en la cadena de suministro se están resolviendo y que prevén lograr un récord de ingresos en el actual trimestre. No avanzó números, pero Wall Street espera que genere unos ingresos de 90.200 millones de dólares. Una cifra que incluiría una disminución en las ventas del iPhone que bajarían a 46.600 millones. Pese a las buenas perspectivas, Maestri también advirtió de que el crecimiento en este trimestre se desaceleraría debido a que el primer trimestre de 2021 fue muy especialmente bueno (creció un 54% por el lanzamiento más tarde de lo habitual del iPhone 12), y porque los tipos de cambio serán un lastre de dos puntos.

Pero, volviendo a su primer trimestre fiscal (que coincide con la campaña de Navidad), Apple apenas mostró puntos débiles. Solo la caída de sus ventas en Japón (14%) y el traspié con el iPad, cuyas ventas cayeron un 14,1% hasta 7.200 millones. Un hecho que se debió fundamentalmente a que Apple priorizó los componentes para los iPhone y no pudo fabricar más tabletas.

Uno de los datos más positivos fue su evolución en China. La compañía se situó como líder en ventas de smart­phones en ese país, algo que no conseguía desde principios de 2015, según la consultora Canalys. Apple vendió 21,5 millones de teléfonos en China, un 40% más, un récord para la compañía desde 2009, cuando empezó a vender smartphones en China. Los cuatro móviles más vendidos en ese país fueron iPhones, según Maestri, y eso pese a que sus grandes rivales allí son empresas chinas (Xiaomi, Oppo, Honor o Huawei).

“Apple sorprendió al mercado con un precio de lanzamiento más bajo para la serie iPhone 13 [que se lanzó en septiembre], lo que estimuló en gran medida el interés de los consumidores en un momento en el que el consumo en genera era débil en China. Algo a lo que se suma la ausencia de fuertes competidores de Android en el segmento de gama alta”, dijo el analista de Canalys Toby Zhu.

La solidez de Apple se dejó ver en todos sus negocios. El iPhone representó el 58% de sus ingresos totales, alcanzando los 71.630 millones, un 9% más. Los analistas esperaban 67.400 millones. Aunque Cook dijo que estaban “orgullosos” de ese incremento, porque ocurría “a pesar de las restricciones de suministro en el trimestre”, las ventas del icónico teléfono, espoleadas por el lanzamiento en septiembre del nuevo iPhone 13, están creciendo más lentamente que el negocio global de Apple.

Los ingresos de la unidad de servicios, que incluye la App Store, iCloud y Apple TV Plus y Apple Music, entre otros, subieron un 24% hasta un récord de 19.520 millones. Fue su unidad de negocio más rentable. Los márgenes operativos del segmento subieron al 72,4%, casi el doble del margen de 38,4% en dispositivos. Apple reveló que tiene 785 millones de suscriptores de pago en todo el mundo, un 27% más. Eso incluye tanto los servicios de la marca Apple como los de terceros, como las suscripciones que se venden a través de la App Store.

Respecto a los productos hardware, Apple informó que tiene ya más de 1.800 millones de dispositivos activos frente a los 1.500 millones de enero de 2020 y 1.650 millones hace un año. Las cuentas de la compañía mostraron que no todo es iPhone. Su unidad de otros dispositivos, donde incluye el Apple Watch y los AiPods, creció un 13% hasta 14.700 millones. Y las ventas de Mac alcanzaron los 10.850 millones, un 25% más, siendo la línea de hardware que más creció. Los nuevos modelos de MacBook Pro que lanzó en octubre, con chip propio y no de Intel, le han ayudado en ese logro.

Aunque la compañía sigue pendiente de la batalla legal con Epic Games, que podría trastocar su jugoso negocio de la App Store, ha logrado que al menos 11 casas de bolsa eleven el precio objetivo medio de sus acciones a 188,5 dólares, según Refinitiv. Su destreza con la cadena de suministro ha frenado, al menos este viernes, que la incertidumbre que sobrevuela al sector tecnológico, que sigue caro, castigue su acción.

Normas
Entra en El País para participar