Toyota revalida su trono mundial de venta de coches por encima de Volkswagen

El fabricante nipón comercializó 10,49 millones de unidades, un 10,1% más que en 2020

El grupo alemán quedó a 1,6 millones de coches del primer puesto

Una persona camina junto a un vehículo de Toyota en Tokyo.
Una persona camina junto a un vehículo de Toyota en Tokyo. AP

El grupo automovilístico Toyota entregó en 2021 más de 10,49 millones de coches en todo el mundo, un 10,1% más que el ejercicio pasado, a pesar de la crisis de microchips que ha sufrido el sector sobre todo a partir de la segunda mitad del año. De esta forma, la automotriz japonesa ha conseguido repetir por segundo año consecutivo como la mayor vendedora de coches del mundo, por delante del gigante automovilístico alemán Volkswagen, cuyas entregas bajaron en 2021 un 4,5%, hasta las 8,88 millones de unidades.

Según los datos publicados este viernes por Toyota, la compañía comercializó 2,1 millones de coches en Japón, lo que supone un 2,2% menos que el ejercicio precedente, pero fuera de sus fronteras creció un 13,8%, hasta los 8,38 millones de vehículos. Entre esos mercados exteriores, Toyota se destacó especialmente en Estados Unidos, donde por primera vez en 90 años consiguió arrebatar el primer puesto a General Motors, con más de 2,32 millones de vehículos vendidos (superó por poco a General Motors, que entregó 2,21 millones de automóviles). En el mercado estadounidense, Ford completó el podio con un total de 1,9 millones de automóviles, un 6,8% menos que en el ya de por sí pésimo 2020, cuando quedó ligeramente por encima de la barrera de las dos millones de unidades.

En cuanto al tercer puesto del ranking mundial, previsiblemente volverá a ser para la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, que si bien todavía no ha dado datos definitivos (faltan los de Mitsubishi), las entregas de los dos socios más grandes de la organización han sumado el año pasado 6,76 millones de vehículos.

De esa cantidad, más de 2,69 millones fueron del grupo francés Renault, que cayó un 4,5% en 2021. Es el tercer ejercicio consecutivo de caída para la compañía del rombo, que comenzó su descenso en 2019. Nissan, por su parte, informó este viernes de que sus ventas en 2021 ascendieron a 4,06 millones, lo que supone una subida del 0,9% respecto al ejercicio anterior, a pesar de la crisis de microchips. El mercado más importante de Nissan en 2021 fue el chino, donde entregó 1,38 millones de coches (un 5,2% menos). En el mercado europeo la compañía ha seguido perdiendo peso, con una bajada del 8,3%, hasta las 372.000 unidades.

El grupo Hyundai (incluye a Kia), por su parte, que entregó el año pasado 6,67 millones de vehículos, casi un 5% más que en 2020, luchará por el cuarto puesto con General Motors y Stellantis, grupos que todavía no han dado sus datos definitivos de ventas en el mundo.

Previsiblemente, General Motors reducirá sus entregas respecto a 2020, cuando entregó 6,8 millones de coches, ya que en 2021 sus ventas se desplomaron un 12,9% en un mercado clave para la compañía como es Estados Unidos. En cuanto a Stellantis, la compañía informó a este periódico de que dará sus datos de ventas en los próximos días (en 2020 había comercializado 6,3 millones de automóviles).

Normas
Entra en El País para participar