Hernán Cortés :“Tenemos posiciones cortas en deuda pública por la inflación”

Su fondo es de los mejores de Europa de perfil moderado, con una rentabilidad media anual es del 6% a 10 años

Hernán Cortes, socio fundador de Olea Gestión y gestor de fondos.
Hernán Cortes, socio fundador de Olea Gestión y gestor de fondos.

Hernán Cortés (A Coruña, 1961) se queja, con razón, de lo poco conocido que es el fondo que gestiona, el Olea Neutral. Se trata de un producto de perfil moderado que busca generar retornos del 5% anual con una volatilidad muy controlada. Durante la última década lo ha logrado sobradamente, consiguiendo mejores resultados que algunos fondos comparables europeos, como el DWS Concept Kaldemorgen, el Carmignac Patrimoine o el Nordea Stable Return. El gestor trabajó como director de tesorería de La Caixa y director general de su sociedad de valores, InverCaixa, hasta que en 2009 decidió fundar con Rafael Peña su propia gestora.

Son una rara avis en el sector, una gestora que solo tiene un fondo de inversión.

Es nuestra especialidad. La gestión de la volatilidad. Y creemos que el producto se adapta perfectamente a las necesidades de los inversores españoles. Los más conservadores lo pueden incorporar en la parte más agresiva de su cartera. Eso sí, siempre estamos valorando la opción de ampliar la gama y lanzar un producto más prudente y otro con más Bolsa. Sería fácil.

¿Cuál es el estilo de gestión?

Es un fondo multiactivo, con un sesgo muy macroeconómico global. Es multiactivo porque pretende no dejar fuera ningún activo. No es un fondo mixto sin más. Por ejemplo, si la deuda soberana o la de las grandes compañías vemos que no aporta valor, pues se queda fuera. Tenemos mucha libertad. Seguimos muy de cerca el escenario macro global, para hacer un escenario macro. A partir de ahí hacemos la asignación de activos, en función de las expectativas de retorno de cada clase de activo.

¿En qué invierten ahora?

Tenemos un 36% en bonos. En concreto, en bonos de países emergentes en divisa local, en bonos con cupón flotante, para que no nos afecten las subidas de tipos, y en deuda híbrida de empresas y bancos, que puede llegar a convertirse en acciones bajo algunos supuestos. Además, desde 2021 tomamos posiciones cortas sobre los bonos del Tesoro de Estados Unidos y sobre bonos europeos. A medida que vayan subiendo los tipos se va a deteriorar la valoración de la deuda soberana, y eso nos beneficiará.

Y en Bolsa, ¿cuánto tienen?

Ahora justo igual que en bonos, un 36%. Podríamos llegar al 60% o bajar a cero, según veamos la situación. También tenemos un 6% de la cartera en oro, que servirá para protegernos en caso de turbulencias, y un 20% en liquidez. Por último, hemos tomado posiciones cortas sobre el índice Euro Stoxx 50 y el S&P 500. Con la incertidumbre que hay, esta estrategia haría que, si caen las Bolsas, suframos mucho menos que otros fondos.

¿Les preocupa la inflación?

Es el gran tema del momento. Los grandes bancos centrales han hecho una expansión de sus balances como no se había visto nunca antes. Y ahora están recogiendo lo sembrado en forma de alzas de precios. La inflación será un factor de presión para que los bancos centrales aceleren sus planes de retiradas de estímulos. La verdad es que vemos con cierta preocupación la inflación y la actitud complaciente del Banco Central Europeo.

¿Cómo lidiaron con el crac bursátil que se produjo al inicio de la pandemia?

El inicio de la caída lo cogimos bien porque teníamos coberturas contratadas para cubrirnos ante caídas de las Bolsas de EE UU y Europa. Evidentemente, la parte del fondo invertida en Bolsa sufrió, pero muchísimo menos que si no las tuviéramos. Luego, reaccionamos muy rápido y pasamos del 45% de exposición bruta en renta variable en marzo a bajar al 0% a principios de abril. Ha sido la única vez que hemos vendido toda la Bolsa. Después, eso sí, fuimos más cautos volviendo a entrar en renta variable, por lo que nos perdimos parte de la fugaz recuperación, pero no nos importa. Es el estilo de gestión que tenemos.

¿En qué sectores o mercados suelen invertir?

Normalmente invertimos a través de índices, y no bajamos a acciones individuales. Stoxx 600 y Euro Stoxx 50 en Europa, Nasdaq en Estados Unidos… Cuando vemos que el índice no tiene todo el potencial, cogemos sectores concretos. Por ejemplo, si se concreta la subida de tipos, los bancos europeos lo pueden hacer bien durante dos años. Solo alguna vez compramos una acción individual, en sectores que nos gustan mucho.

¿Qué esperan para 2022?

Sectorialmente, estamos siguiendo muy de cerca las compañías no rentables que cotizan en el Nasdaq. La Bolsa de EE UU vive una gran dispersión, con los gigantes tecnológicos cotizando a precios altos y muchas firmas cotizando a precios de derribo. Si sigue esta tendencia, tal vez salgamos de las inversiones que tenemos en esos gigantes y compremos directamente del Nasdaq. También nos interesa el sector bancario de Estados Unidos y el petrolero de Europa. En este último caso lo hacemos a través de fondos cotizados sectoriales, ETF, que son muy baratos y ágiles. En el caso de la banca de EE UU, invertimos directamente en JP Morgan y Citi.

¿Cómo ve la situación geopolítica?

Hay algún riesgo muy evidente, como el deterioro de las relaciones entre EE UU y Rusia por el tema de Ucrania, o el enfrentamiento con China por la crisis de Taiwán. Además, creemos que el sector inmobiliario chino sigue totalmente sobrevalorado y que debería haber una purga de precios. Esto afectaría al PIB chino, pero también al PIB global. Con todo, la mayor preocupación es la cuestión de las retiradas de estímulos monetarios.

¿Qué comisiones cobra Olea Neutral?

Es un modelo también muy sencillo. Tenemos una tarifa para el inversor minorista, que es del 1,4% anual, y otra para los grandes inversores, del 0,75%.

¿Qué les gusta en deuda corporativa?

Poca cosa. Sobre todo deuda híbrida y subordinada. Los bonos empresariales de máxima calidad están carísimos. Pero es que también lo están los de calidad media. Han caído tanto sus rentabilidades que, aunque los bancos centrales suban tipos, no creemos que tengan mucho margen de mejora.

Normas
Entra en El País para participar