Tecnología

Sony se hunde en Bolsa tras la compra de Activision por Microsoft

El golpe a la compañía japonesa lleva sus acciones a su nivel de octubre de 2021, poniendo fin a una racha que había llevado a las acciones a máximos de 21 años a principios de 2022

Logo de Sony.
Logo de Sony.

El gigante tecnológico japonés Sony se desplomó este miércoles casi un 13% en bolsa después de que se conociera ayer el acuerdo alcanzado por Microsoft para adquirir la problemática pero exitosa compañía de videojuegos Activision Blizzard por 68.000 millones de dólares (60.326 millones de euros). El golpe a la compañía nipona lleva sus acciones a su nivel de octubre de 2021, poniendo fin a una racha que había llevado a sus títulos a máximos de 21 años a principios de 2022.

La noticia ha supuesto un revés para Sony, ya que la transacción permitirá al propietario de la Xbox hacerse con la propiedad de populares franquicias de videojuegos como Call of Duty, Warcraft, Diablo, Overwatch o Candy Crush e incorporar el catálogo de esta compañía al sistema de suscripción de juegos de Microsoft, Game Pass, que ya suma más de 25 millones de suscriptores en todo el mundo. 

Aunque la operación todavía debe superar el escrutinio de los reguladores de la competencia, ya ha hecho reaccionar a los inversores de Sony, pues la empresa que capitanea Satya Nadella se convertirá tras la compra en la tercera mayor empresa del sector del videojuegos por ingresos del  mundo, solo por detrás de la propia Sony  y de la china Tencent, lo que marcaría un cambio importante para la industria.

"Piensan que Microsoft hará que todos los juegos de Activision Blizzard sean exclusivos (de Xbox), perjudicando las ventas de PlayStation y ayudando a Microsoft a cerrar la brecha de ventas de hardware de Sony", indicó el consultor de la industria Serkan Toto al valorar el desplome bursátil en sus redes sociales, informa Efe.

A los inversores de Sony les preocupa la agresividad de Microsoft en el sector del videojuego, pues la creadora de Windows ya ha cerrado en los últimos tiempos la compra de otras destacadas empresas del sector. Hace apenas un año adquirió otra influyente empresa de juegos, Bethesda, por 7.500 millones de dólares. El acuerdo, si finalmente sale adelante, sería también un gran paso de Microsoft en su batalla contra la PlayStation de Sony.

La compañía japonesa tiene previsto publicar las cuentas de su tercer trimestre fiscal el próximo 2 de febrero y podría aprovechar esa fecha para adelantar planes para afrontar la nueva posición que adopta su ya viejo rival en el negocio de las consolas. 

La operación, que será la compra más grande en la historia de Microsoft y el acuerdo más grande en la historia de la industria de los videojuegos, ha afectado de manera desigual a otras compañías del sector. Mientras los títulos de Electronic Arts y de Take Two registraron subidas del 2,66% y del 096% anoche, los de Nintendo caen un 0,22% y los de Ubisoft, un 0,86%. La japonesa Konami ha subido un 1,72%, ya que en el mercado se da por hecho que habrá más consolidación en el sector en pleno empuje hacia el metaverso y los mundos inmersivos. Los inversores ven más que probable la fusión entre compañías japonesas como una medida defensiva.

Sony, que en los últimos años ha fortalecido su red de estudios de juegos internos, es pionera en la realidad virtual y este mes adelantó algunos detalles sobre sus gafas de RV de próxima generación. Sin embargo, la compañía es consciente de que afronta una dura competencia en este área por parte de nuevos rivales como Meta (antes Facebook), que está invirtiendo con mucha fuerza en el metaverso. 

Normas
Entra en El País para participar