Año nuevo: ¿nuevos hábitos financieros?

2022 puede ser el año en el que cumplas tus objetivos financieros

Año nuevo: ¿nuevos hábitos financieros?

La recta final del año suele ser tiempo de hacer balance de los últimos 12 meses y de mirar hacia el próximo año que está por venir. Apuntarse al gimnasio, empezar a comer más sano o aprender un idioma nuevo suelen ser algunos de los propósitos clásicos. Pero… ¿y si este año nuevo priorizamos nuestra salud financiera?

Para que nuestro objetivo de tener un 2022 con mejores hábitos financieros se haga realidad debemos aterrizar qué significa eso para nosotros. Y es que una de las reglas básicas para tener éxito a la hora de cumplir los propósitos que nos hacemos es que estos sean realistas, alcanzables y, sobre todo, medibles.

Por ello, si te preocupan tus finanzas y quieres empezar a ocuparte de ellas el año que viene, lo primero que te proponemos es que pienses en tu situación personal y financiera y te preguntes qué es lo que realmente quieres conseguir.

Porque puede que tu objetivo sea empezar simplemente a ahorrar algo de dinero a final de mes, o puede que lo que quieras sea empezar a rentabilizar tu dinero y pasar de ahorrador a inversor durante 2022. O, quizás, lo que te preocupe es no estar invirtiendo bien tu dinero y lo que buscas es poder invertir en los productos que realmente necesitas.

Así, sea cual sea tu caso, te dejamos una serie de consejos para que este 2022 puedes cumplir tus objetivos financieros y tengas mejores hábitos en todo lo relacionado con el consumo, el ahorro y la inversión:

- Eres tú, no tu dinero. Haciendo alusión al nombre de este blog, lo que te proponemos para el año que va a comenzar es que cambies la forma en la que miras el dinero. ¿El motivo? La relación que tienes con el dinero marca cómo lo gestionas después. Por eso, es muy importante entender que el dinero no es un fin en sí mismo, sino que es el medio que te va a ayudar conseguir lo que es más importante para ti.

- ¿Cuáles son tus objetivos? Si, como decimos, el dinero es el medio que va a ayudar a conseguir lo que es más importante para ti, el primer paso para tener éxito consiste en pensar precisamente en lo que te importa y preocupa. ¿Cuáles son tus objetivos? ¿Qué metas tienes a largo plazo? ¿Qué te preocupa? ¿Qué quieres conseguir con tu dinero? Responder a todas estas cuestiones te va a ayudar a tener claros tus objetivos, a definir ese ‘para qué inviertes’. Con esto claro luego podrás trazar el plan financiero y personal que necesitas para poder cumplir esos objetivos.

- Educación financiera. Tener ciertos conceptos financieros básicos es fundamental para que puedas sacarle más partido a tu dinero y para que tomes mejores decisiones financieras. Porque, por ejemplo, en un año como el actual, en el que la inflación está siendo uno de los claros protagonistas, ¿sabes realmente cómo te puede afectar?

Comprender que la inflación, con el paso de los años, te resta poder adquisitivo es fundamental a la hora de planificar tus finanzas y tus ahorros y al pensar en dónde depositas tu dinero. Porque si lo dejas ‘debajo del colchón’ o en productos que apenas dan rentabilidad, lo que te puede pasar con el paso de los años es que pierdas poder adquisitivo. Teniendo en cuenta una inflación del 2% -que es el objetivo del Banco Central Europeo-, 4.000 euros mensuales actuales equivaldrían a 2.700 euros mensuales dentro de 20 años.

- Asesoramiento financiero. Para poder cumplir esos objetivos que has definido es fundamental profesionalizar tus inversiones y acudir a un experto que te ayude a darle forma a esos objetivos, a ponerlos en el tiempo, a cuantificarlos y a invertir la cantidad que necesites en los productos que realmente te convengan. El asesor financiero te va a acompañar durante todo tu camino como inversor y te va a ayudar a controlar tus emociones y a no tomar decisiones irracionales en momentos de incertidumbre.

- Compromiso. De poco sirve tener un plan a la medida si no te comprometes con él. La clave para tener éxito es la constancia y el compromiso. Comprometerte con tu futuro y con esos objetivos es fundamental para que mantengas estos nuevos hábitos financieros y el plan de ahorro e inversión que habías definido con tu asesor financiero para cumplir tus objetivos. Recuerda, tu ‘para qué inviertes’ es fundamental.

Normas
Entra en El País para participar