Telefónica compensará por el IPC y ofrece las últimas mejoras en el convenio y plan de bajas

Presenta su última oferta a los sindicatos, que votarán ahora la propuesta

UGT asegura que es fundamental alcanzar un acuerdo

Emilio Gayo, presidente de Telefónica España.
Emilio Gayo, presidente de Telefónica España.

Telefónica España y los sindicatos se han reunido hoy en el seno de la negociación del nuevo plan social de empleo, la prórroga del convenio y la puesta en marcha de otro plan de bajas voluntarias. La empresa ha trasladado su propuesta final con el objetivo de llegar a un acuerdo, según ha señalado UGT en un comunicado.

Con respecto a la prórroga del II Convenio de Empresas Vinculadas (CEV) hasta el 31 de diciembre de 2023, Telefónica ha cedido a las peticiones de los sindicatos en una cuestión considerada sensible como es el impacto del IPC en los salarios. Así, Telefónica ha indicado que, para 2023, se garantiza que no se produzca pérdida del poder adquisitivo. Además, se mantiene la cláusula de garantía salarial para el periodo 2019 a 2022 (ambos incluidos), manteniendo los términos recogidos en la prórroga del II CEV.

Para 2023, igualmente, se aprobará una revisión del 1,5% de la masa salarial. Además, abonará un plus de 300 euros para todos los trabajadores incluidos dentro del ámbito del Convenio, que estuvieran dados de alta a fecha 1 de enero de 2023. De esa cantidad, 150 euros se consolidarán en el ejercicio 2024.

Telefónica se compromete al mantenimiento de las garantías de empleo, no movilidad forzosa y no segregación de actividades, junto con la incorporación a la empresa de 400 profesionales, que serán adicionales a las previstas al amparo de lo dispuesto en el CEV.

En relación al PSI para empleados nacidos en 1967 y años anteriores, afectará a la totalidad de las direcciones de la compañía. Las salidas totales sumarán 2.982 personas para un universo total de empleados que cumplen los requisitos de edad y antigüedad de 4.532.

En las direcciones con demanda actual de perfiles profesionales se podrán adherir un máximo del 38% de las 1.271 personas trabajadoras que cumplen los criterios de edad y antigüedad. En la oferta de ayer, el porcentaje en este ámbito era del 33%.

En las direcciones con excedente actual de perfiles profesionales se podrán adherir un máximo del 75% de las 3.047 personas trabajadoras que cumplen los criterios de edad y antigüedad.

Finalmente, entre los responsables de equipo en posiciones de coordinador, jefe y gerente podrán adherirse al plan de suspensión individual el 100% de este colectivo, en total 214 personas.

La operadora ha señalado que aquellas personas que habiendo presentado su solicitud finalmente esta no pueda ser aceptada, se registrarán con el objetivo de que no sufran penalizaciones si se pudieran adherir en otros posibles procesos.

Entre las ofertas de rentas, los nacidos en 1967 recibirán el 68% del salario regulador, mientras que los nacidos con anterioridad percibirán el 65%.

Los empleados, cuando no puedan acceder a la jubilación ordinaria a los 65 años, podrán solicitar en el momento de la adhesión, así lo desean, que la cantidad o monto total de la renta comprometida hasta los 65 años, se reparta en 24 mensualidades más, hasta que cumplan los 67 años.

La empresa asumiría el coste del convenio especial de la Seguridad Social al 100% hasta el cumplimiento de los 65 años o el alcance de la edad de jubilación ordinaria. En relación a la póliza de salud, Telefónica asumiría su coste hasta los 65 años, con cobertura de cuadro médico, mientras que, en el seguro colectivo de riesgo, la empresa lo mantendría hasta los 65 años, asumiendo el correspondiente coste de la prima.

En el Plan de Pensiones, se mantendrían las aportaciones del promotor al plan de pensiones hasta alcanzar los 65 años, con la obligación del empleado de aportar también su parte.

UGT ha señalado que es fundamental alcanzar un acuerdo que permita a la compañía afrontar, desde una posición de estabilidad y con plenas garantías, el inmediato futuro y pueda aprovechar el impulso que supondrá el cambio de ciclo que configura la nueva regulación de la CNMC y la inversión milmillonaria en el sector al socaire de las ayudas públicas europeas para el próximo trienio en nuevas infraestructuras y apoyo a la digitalización.

“En consecuencia, esta representación trasladará, para su valoración final, a nuestros órganos consultivos y al conjunto de nuestra organización, el contenido de las propuestas que se han elaborado en esta mesa para, si procede, aprobar la firma definitiva de un acuerdo global en la prórroga del CEV, y el acuerdo de un PSE y el PSI”, dice el sindicato.

Normas
Entra en El País para participar