Salto en la industria farmacéutica

España ha fabricado ya 380 millones de vacunas del Covid-19

220 millones de dosis corresponden a Moderna y el resto a AstraZeneca. La EMA valida el aumento de la producción de Rovi en Madrid

Planta de vacunas del Covid-19.
Planta de vacunas del Covid-19.

España ha partido desde cero hasta 380 millones de dosis de vacuna del Covid-19 en unos meses. El país no disponía en diciembre del pasado año de ninguna planta que fabricara a gran escala vacunas de uso humano, pero gracias a los acuerdos de laboratorios nacionales con las multinacionales Moderna y con AstraZeneca, la industria española ha sido capaz de convertirse en un productor relevante a nivel europeo.

Por un lado, en suelo español se han fabricado 220 millones de dosis de vacuna de ARN mensajero (ARNm) hasta finales de noviembre, según datos de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (Aemps). Además, se han elaborado 160 millones de dosis de vacunas basadas en adenovirus. Se trata de unas cifras proporcionadas por María Jesús Lamas, directora de la Aemps, en una comparecencia en el Congreso de los Diputados el 29 de noviembre.

La cifra de 220 millones de dosis de tecnología de ARNm corresponde a la fabricación de la farmacéutica Rovi para Moderna, ya que es el único fabricante en el país de ese tipo de vacunas. El laboratorio madrileño alcanzó el pasado año un acuerdo con la compañía estadounidense para fabricar en Madrid. Desde esta ubicación, Rovi exporta desde enero estos viales a todo el mundo, excepto al mercado estadounidense.

Precisamente ayer, la Agencia Europea del Medicamento (EMA) anunció que ha validado el incremento en la producción de Spikevax, la vacuna de Moderna, en la fábrica madrileña de Rovi. En la mejora se incluye una segunda línea de llenado y acabado. “Estos cambios permitirán la producción de alrededor de 25 millones de dosis adicionales de Spikevax cada mes para la Unión Europea y terceros países”, afirmó en un comunicado el organismo europeo.

Los otros 160 millones de dosis basados en adenovirus corresponden a la manufactura por parte del grupo farmacéutico Insud Pharma para AstraZeneca, ya que es la única empresa en España que fabrica esta vacuna ya autorizada y comercializada.

En este caso, Insud fabrica desde febrero en su planta de Azuqueca de Henares (Guadalajara), en la fábrica de su filial industrial Chemo (un centro llamado Universal Farma), una planta de última generación, inaugurada en 2017 y dedicada a medicamentos inyectables.

La directora de la Aemps apuntó que estos viales han viajado a Europa y el resto del mundo, gracias a un músculo productivo, impensable hace solo un año”, afirmó Lamas.

De hecho, España se ha convertido en un puntal relevante en la fabricación de vacunas, junto a países como Francia, Alemania, Italia, Bélgica, Suiza, Reino Unido y Países Bajos. Lamas desveló que desde el comienzo de la producción, principalmente desde enero, 1.000 millones de vacunas fabricadas en Europa se han exportado a más de 150 países.

Junto a Europa, los grandes productores de estos productos frente al SARS-CoV-2 son China, India y EE UU. Para final de año se prevé que se hayan producido en el mundo 12.227 millones de dosis de las vacunas que actualmente están aprobadas, según la consultora Airfinity.

Otras fábricas

España puede aumentar su protagonismo en la fabricación en los próximos meses con otras vacunas frente al Covid-19. La farmacéutica Reig Jofre prevé hacer el llenado y acabado de la versión de Janssen (grupo Johnson & Johnson) en una nueva planta en Barcelona.

Igualmente, la empresa gallega Biofabri (grupo Zendal), también participa en la producción de una de las alternativas. En este caso para la estadounidense Novavax, una opción que todavía no ha recibido la autorización de la Agencia Europea del Medicamento (EMA). Precisamente ayer se supo que este organismo comunitario evaluará el lunes 20 de diciembre en una reunión extraordinaria la versión de esta compañía norteamericana para decidir si otorga la autorización de comercialización. En este caso, esta vacuna está basada en una proteína recombinante.

Biofabri ya produce lotes del antígeno (el ingrediente básico) de esta vacuna en su planta de O Porriño (Pontevedra), pero ese producto todavía no ha salido a otras fábricas en otros países para que realicen el acabado, según un portavoz de la empresa.

Otro importante hito para la industria farmacéutica del país está pendiente de la compañía gerundense Hipra, la única empresa española con una vacuna del Covid-19 de investigación propia y que actualmente se encuentra en fase II (analizando eficacia y seguridad) de ensayos clínicos. Este laboratorio tiene experiencia en vacunas, pero de uso veterinario, y este sería su primer salto al uso humano.

Normas
Entra en El País para participar